Citas de la vida dulce

Madre

2020.09.23 16:21 Dantam93 Madre

*TAC*TAC*TAC*TAC*, con movimiento preciso de sus dedos, una esbelta figura negra se dibujaba como por arte de magia en el papel. *TAC*TAC*TAC* sus dedos eran ágiles, se movían por el teclado a una velocidad alarmante, siempre llegando a su objetivo con una precisión fría.
"Señor Bustamante, me podría repetir eso último, ¿por favor?"
"Claro, claro." Bustamante se arregla su corbata, dando un poco de aire a su tráquea, que es aplastada por una corbata barata comprada únicamente para aparentar. "El registro de los últimos clientes ha sido todo un éxito, punto, siguiente párrafo. Espero poder reunirnos pronto, coma, y así solucionar los problemas asociados con la plantación, punto final."
"¿Le releo la carta señor?"
"No María, gracias, tengo un poco de afán."
"Como usted desee. Iré a la oficina de correos lo más pronto posible. ¿Necesita alguna otra cosa?"
"Gracias, gracias nos veremos después"
"Hasta mañana señor Bustamante"
María arrancó la hoja de la máquina de escribir, la guardó en un sobre marcado con el nombre de Bustamante y la selló con cera dorada.
Tomó entre sus cosas una chaqueta larga y café un poco grande para su delgado cuerpo, pero le gustaba el espacio. Además, así nadie notaba cuando se robaba algún par de panes o golosinas que Bustamante tenía para la visita.
Salió a la calle y se encaminó a la oficina de correo. Con la mirada siempre adelante, María caminaba determinada. Esta tarde había salido algo más temprano de lo usual, podría llegar a su casa a leer un poco y hacer una comida especial. Después de todo, era su cumpleaños. Mientras sus tacones chocaban con las piedras irregulares del empedrado del centro de la ciudad, pensaba que hubiera podido coger un bus o un taxi, pero el día era soleado y quería disfrutarlo. Por el camino pudo ver muchas personas. Le gustaba mirar a la gente, sus facciones, sus caras, se imaginaba su día, su profesión y la vida que llevaban. Los fines de semana se dedicaba a esta actividad con su hermana. Sonrió, su hermana, no era el más brillante de todos los focos, pero sabía divertirse con ella. Antes podía salir al parque con su hermana casi a diario pero, desde que su madre se enfermó, no había tenido tiempo alguno. Su vida era trabajar y luego llegar a la casa a cuidar de ella. Hacía unos dos años que le habían hecho el diagnóstico: cáncer de seno.
Había sido un arduo proceso, con aproximadamente mil quinientas citas médicas. Todo había comenzado cuando su madre había sentido un pequeño bulto en su seno izquierdo. Al comienzo lo ignoró, sin embargo, con el tiempo su seno había cambiado y se había vuelto como el cuero, o como una naranja. Cuando pudieron conseguir que la viera un médico, ya era un poco tarde, además su madre no quería que le hicieran mucho más. Desde hacía unos años hablaba de encontrarse nuevamente su marido, que había muerto 10 años atrás. Por esta razón decidió irse del consultorio donde la estaban atendiendo, dejando a María pidiendo perdón, roja de la pena y la ira. Desde entonces todo había cambiado: su mamá se había enfermado, cada vez era más delgada y casi no se podía parar de la cama, lo que hacía que se le formarán costras en la espalda. Sin embargo, María tenía amigas que habían sido enfermeras y le habían dado consejos para manejar esta situación. María debía llegar en las tardes después del trabajo, parar a su mama de la cama, darle un baño con agua tibia y mover cada uno de los miembros de su cuerpo.
Esta era la rutina que tenía a María al borde de las lágrimas en las noches, pues se había convertido en madre de dos. Su hermana Cleo era otro trabajo, pues, aunque no era tan dependiente de ella como su madre, tenía algunas cosas difíciles de manejar. Por ejemplo, no sabía distinguir entre su zapato izquierdo o derecho, por lo que todas las mañanas era tarea de María ponerle los zapatos al derecho.
Llegó a la oficina de correo, saludó al encargado de envíos y entregó la carta de Bustamante. Salió nuevamente. No era pico todavía y podría coger un taxi para llegar cómodamente a su casa.
"TAXI" gritó por la calle hasta que el vehículo amarillo paró al frente de ella.
"¿A dónde?" le preguntó el conductor, parecía de 40 o 50 años, con un bigote negro y grueso sobre el labio.
"La carrera octava con veintiuna por favor"
"Claro"
Al subir al taxi sintió una ola de acidez en sus fosas nasales, pensó que todos los pelos de su nariz se habían quemado e inclusive llegó a pensar que su nariz se había perforado. "¿Podría bajar las ventanas? ¡Huele a muerto en este taxi!"
"Sí, lo siento señorita" el conductor bajó todas las ventanas, parecía un poco apenado, María se preguntó si acaso dormía en el taxi, pues vio un cambio de prendas en el puesto de copiloto. De cualquier forma, apestaba por lo que María sacó su larga nariz por fuera de la ventana, intentando huir del desagradable hedor. Fueron 20 minutos de viaje en los que María pensó que se iba a desmayar unas 30 veces. El conductor intentó charlar con ella, pero no podía alejar su nariz del aire fresco, o juraba que iba a morir en ese infernal vehículo de 4 ruedas. Por fin, vislumbró el parque al frente de su casa, pagó rápidamente y se bajó corriendo.
Abrió la puerta de la casa. "¡Hola! ¡Ya estoy en casa!" grito. En el cuarto de arriba se oyeron los pasos de Cleo, pesados, ansiosos, rápidos, como un niño gordo que bajaba a saludar a sus padres, pensando que estos traían dulces para él. "¡Cleotilde, necesito tu ayuda!" Entró a la cocina y buscó el dinero que guardaba en el tarro del arroz.
"Mari, Mari, mamá no está bien" Cleo hablaba asustada.
"¿Qué pasó ahora?"
"No sé, le duele la teta"
"Seno, Cleotilde, ¿qué te he dicho de esas groserías?"
"Perdón Mari, es que le duele mucho, tengo susto"
"¿Es el mismo seno que siempre le duele?"
"Si, pero esta vez es peor"
"Tranquila Cleo, ya subo y la reviso". Como siempre, su placer tendría que esperar, después pediría a Cleo que fuera a la tienda por un ponqué, para que celebraran sus 60 años, ahora tenía que revisar que su madre no estuviera muriendo o peor aún que tuviera que llevarla al hospital.
Subió por las escaleras de madera, que cedían un poco a cada paso que daba. Algunas crujían y otras parecían que se iban a zafar, pero María conocía su casa muy bien y sabía que esto no iba a pasar. Caminó por el corredor del segundo piso hasta la primera puerta. Tocó dos veces con los nudillos y abrió.
"Madre, Cleo me ha dicho que te duele el seno."
"Mija, acércate, quiero decirte algo" María cerró la puerta y se acercó lentamente a su madre. El cuarto en el que estaban era grande, con una cama para dos personas de un buen tamaño en donde, en el medio, reposaba su madre, una pequeña figura encorvada con el pelo plateado y una arruga por cada segundo que había vivido. Su madre debía que tener unos 80 años, nunca había estudiado y había quedado embarazada recién casada. Sin embargo, había tenido una vida feliz. Su esposo, el padre de María había sido el dueño de una pequeña tienda de zapatos y nunca faltó comida en la mesa. María estaba cerca a su madre y de repente sintió una bofetada en la cara. Tuvo que retroceder dos pasos. Su madre apestaba, no era posible, ella misma la había bañado la noche anterior.
"¿Madre qué hiciste? Apestas"
"Mija, creo que ahora si me muero"
"No digas estupideces"
"Se me abrió la teta. Mira" se quitó el camisón que tenía puesto. María ahogó un grito. En donde estaba el seno izquierdo de su madre ahora había un líquido verde claro, espeso, con algunos puntos negros, o rojos, no estaba segura.
"¿Qué te hiciste?"
"María me rascaba y de repente me exploté la teta. Me duele, me duele mucho"
"Espérate, voy a traer algo para limpiarte." Abrió el closet que se encontraba detrás de ella. Sus amigas, las enfermeras, le habían recomendado comprar gasas y guantes, por si acaso tenía que limpiar las heridas de la espalda. Sacó un paquete y se puso los guantes. Cogió una de las gasas y comenzó a limpiar a su mamá. El olor era insoportable, había tenido que retirarse al menos 3 veces mientras limpiaba, solo para poder aguantar un poco. Su madre gritaba, intentaba quitarla con la mano, pero no tenía suficientes fuerzas. Al final logró limpiarlo todo, solo era un pequeño hueco en el costado del seno. Decidió taparlo con algunas de las gasas limpias, lo aseguró con esparadrapo y se quitó los guantes, satisfecha con su trabajo. No había más pus a la vista.
"¿Quieres algo para el dolor?
"Por favor mija, me duele mucho" del mismo closet sacó unas gotas que le habían dado las enfermeras, morfina, esto la calmaría, pero debía tener cuidado de no darle mucho o podría morir ahogada.
"Abre la boca mamá" su madre obediente abrió de par en par los labios, sacó la lengua y esperó por el alivio del frío líquido. María le dio 5 gotas. Guardó el frasco en el clóset y se sentó al lado de su madre. "Ahora si me va a tocar bañarte toda mamá, no te puede dar pena con tus senos, mira lo que pasa por tus bobadas". Su madre parecía atontada, no sabía si era por el dolor o si era por la morfina, pero ahora no le respondería.
Bajó al primer piso, le dio las instrucciones a su hermana para comprar un ponqué de zanahoria, su favorito, y unas velas para celebrar su cumpleaños. Cleo la abrazó y salió corriendo. Mientras tanto María se bañaría. Subió a su cuarto y cerró la puerta. Entró al baño, prendió la ducha, se quitó su ropa y entró. El agua estaba caliente, deliciosa, lo necesitaba después de este día. Cogió su jabón con olor a rosas y se limpió. El olor era delicioso… ¿Lo era? María olió sus manos y solo pudo oler el líquido verde. Nuevamente cogió el jabón y volvió a lavarse de pies a cabeza. Volvió a oler sus manos esperando oler a rosas, pero solo olía a su madre. Una tercera vez cogió el jabón y esta vez se lavó hasta quedar roja. Volvió a oler sus manos. Rosas, por fin. Se tranquilizó. Se lavó el pelo y terminó su baño. Oyó que en el piso de abajo su hermana estaba preparando el ponqué con las velas. María estaba emocionada, hacía un tiempo nadie hacía nada para ella. Se arregló y bajo.
“¡Mari! No tenían ponqué de zanahoria, pero compre de naranja con arequipe. Espero te guste mucho. Eres la mejor hermana mayor de todas. Te quiero.”
“Cleo no te preocupes, la naranja también me gusta. Yo te quiero a ti hermanita” la verdad era que María odiaba la naranja y el arequipe, pero no podía culpar a su hermana. Cleo tenía 20 años menos que ella, sus padres habían tenido un “feliz accidente”. Desde pequeña sabía que Cleo era diferente al resto. Tuvieron que sacarla del colegio porque los profesores decían que era retrasada, pero era la mejor hermana que hubiera podido pedir, siempre alegre, siempre dispuesta a darle un abrazo. Sopló las velas del ponqué y se sirvió un pedazo pequeño, Cleo casi se come la mitad del ponqué, pero María le dio un pedazo un poco más moderado. Después de comer era hora de revisar a mamá. María entró en el cuarto.
“Mamá hay ponqué si quieres. Es mi cumpleaños, no se si te acuerdas” no hubo respuesta. “¿Mamá?” se acercó a la cama de su madre. Por un momento pensó que se había pasado con la morfina, pero el movimiento del pecho de su madre la calmó, aún respiraba. Se acercó un poco más. Nuevamente le tocó retroceder, el hedor de su madre no había mejorado, sintió como penetraba cada uno de los poros de su cuerpo. El olor se mezcló con el sabor del arequipe en su boca, María buscó una caneca para vomitar. Decidió revisar el vendaje improvisado que había hecho, el cual estaba mojado por el líquido verde. Por el momento lo dejaría así y en la mañana llevaría a su madre al hospital. Llamaría a Bustamante y le pediría el permiso.
Salió del cuarto de su madre y llamó a Cleo para dormir. Se despidió con un beso en la frente y se encerró en su cuarto. Se sentía sucia nuevamente, por lo que se metió en la ducha. Sacó un nuevo jabón, este con olor a naranja. Se restregó fuertemente el cuerpo completo, esta vez no olería a su madre. Se olió las manos. Mamá. No era posible. Volvió a lavarse una y otra vez, pero no lograba quitarse el olor de encima, siempre que volvía a llevarse las manos a la cara, olía a su madre. La imagen del seno lleno de pus entraba y salía de su cabeza. Se lavó con fuerza, seguía oliendo. Pensó que tal vez era su madre que estaba apestando toda la casa, después de llevarla al hospital todo mejoraría.
Se acostó. Entre más rápido durmiera, más rápido llegaría al hospital. Cerró los ojos e intentó dormir. Pero el olor penetraba su todo su cuerpo, sentía la suciedad, sentía como si el líquido verde estuviera encima de ella. Abrió los ojos, y no había nada. Se puso dos pedazos de papel en la nariz, pero el olor estaba adentro de ella. No había escapatoria. Abrió las ventanas de su cuarto y prendió las velas de su mesa de noche. Seguía ahí. Pasaron horas y María no había podido conciliar el sueño, cada vez que cerraba los ojos sentía como si de su cuerpo saliera pus y la arropara. Se metió a bañar dos, tres, cuatro veces más, sin éxito alguno. Ya era suficiente. Iba a limpiar a su madre.
Entró en la habitación y prendió la luz. Su madre seguía durmiendo. Quitó las vendas del seno, intentando no despertarla. Estaban húmedas y las botó de inmediato a la basura. Un hilo de líquido verdoso salía del seno de su madre. Cogió un nuevo paquete de gasas y lo tapó. Rápidamente, la gasa se humedeció, por lo que tuvo que poner una nueva, una y otra vez, hasta que se acabaron las gasas del nuevo paquete. Desesperada sacó más gasas, sin embargo, se acabaron otros dos paquetes. No sabía qué hacer, no aguantaba más ese hedor, penetrando su nariz, entrando por su boca, lo saboreaba cada vez que respiraba. Su madre dormía profundamente, parecía que estaba respirando más lento de lo usual, pero María no le puso mucha atención. Toda su atención estaba enfocada en el olor. En un momento de rabia decidió apretar el seno de su madre, lo que hizo que saliera más pus, María maldijo entre dientes, lo limpió nuevamente y para su sorpresa se dio cuenta que ahora salía menos líquido que antes. Volvió a presionar, esta vez con más fuerza el seno de su madre. Una explosión verdosa salió disparada de su madre. María sentía como si hubiera ganado. Lo limpió, pensando que sería la última vez, pero cuando terminó, se dio cuenta que había un resto que seguía saliendo. Apretó con fuerza el seno de su madre una y otra vez, pero seguía saliendo pus. María estaba al borde de las lágrimas, no sabía qué más podría hacer, pero sabía que no podía seguir así.
Entonces tuvo una idea. Se acercó al closet y abrió uno de los cajones. Sus amigas le habían recomendado tener cuchillas, por si debía quitar las costras de la espalda de su madre. Cogió una cuchilla y la admiró, el frío metal brillaba con la luz del cuarto, sin una mancha, perfectamente conservado para los procedimientos médicos. Se acercó a su madre, que no había despertado y acercó su herramienta al seno, al lugar donde el pus la invadía. Sin titubear cortó el seno de su madre, primero un poco, y luego llena de felicidad hizo un trazo tan grande como su puño. Botó la cuchilla lejos y empezó a apretar el seno con fuerza, para sacar cada gota de pus, ya no la molestaría más.
“¿Mari qué haces?” Cleo se encontraba en pijama en la puerta del cuarto.
“¡Cleo! Vete a dormir, estoy ayudando a mamá”
“¿Mari no le ofreciste ponqué a mamá?”
“Si le ofrecí Cleo, pero ahora está dormida, vete a tu cuarto y duerme”
“¿Por qué estás encima de mamá?”
“La estoy ayudando, por favor ve a dormir”
“Déjame despedirme, no pude darle las buenas noches”
“Vete a dormir, mamá está muy cansada”
“Quiero despedirme Mari”
“Cleotilde vete a tu cuarto en este instante, no lo voy a repetir otra vez” Cleo se acercó a María desafiante. Cuando estuvo suficientemente cerca palideció.
“¿A qué huele? ¿Qué es eso rojo en la cama de mamá?”
“¡Vete a dormir!”
“¿Mari que le hiciste a mamá?”
“La estoy ayudando” María se paró de la cama e intentó alejar a Cleo de su madre, pero su hermana era mucho más grande que ella. Se lanzó encima de María intentando llegar a su madre.
“¿Mamá? ¿Estás bien?”
“¡CLEOTILDE VETE A DORMIR YA!”
“Mari quítate que quiero estar con mi mamá” Cleo lanzó a María a un lado, como una muñeca de trapo. Cleo cogió a su mamá, gritando para que reaccionara, pero esta seguía en un sueño profundo. María estaba asustada, no sabía que Cleo la podía tratar así. Mas aún, no sabía que Cleo olía a pus, ahora que estaba cubierta de él. María vio como Cleo comenzaba a supurar por los oídos, la nariz y la boca. No podía ser cierto, parpadeo y seguía viéndolo. Solo había una solución.
“Cleo, tengo que ayudarte a ti también” con un rápido movimiento María cogió la cuchilla del piso, se trepó en la espalda de Cleo y comenzó a apuñalar a Cleo en la cara, en la espalda, en el pecho. Chorros de pus comenzaron a salir de Cleo, como una fuente de líquido verde que nunca acababa. Su hermana peleó por unos minutos, pero se cansó y dejó de pelear. Ahora ambas dormían, y por fin María podría limpiar el desastre que habían hecho.
“Cleo mira lo que hiciste, y ahora adivina a quién le va a tocar limpiar todo esto”.
Se había demorado toda la noche, pero su madre y su hermana estaban impecables. No había pus en ningún lugar de la casa y al fin podría descansar. María salió de su casa. En la entrada los vecinos y un grupo de policías habían salido a visitarla, al fin tendría invitados en su cumpleaños. Los policías decidieron llevarla de paseo en su carro. Mientras unos hombres con batas blancas subieron y llevaron a su mamá y su hermana en otro carro, este más grande y blanco. María estaba tranquila, al fin olía a rosas.
submitted by Dantam93 to HistoriasdeTerror [link] [comments]


2020.06.09 10:32 Sora_Yaa ¡Dos Madres con derecho en un solo día! + policía travieso.

Todo lo que voy a compartir en este post paso en un mismo día, por lo que lo escribiré en este solo post, así que de ante mano me disculpo por hacerlo tan largo. Lo dividiré como historia #1 (lo cual sucede en la mañana) e historia #2 (la cual pasa en la tarde)
Ahora un poco de historia de fondo. Por alguna razón que desconozco, aproximadamente a mis 9 años comenzó mi proceso de desarrollo, por lo que era normal que a mis 13 años tuviera el cuerpo de una mujer de 20.
Actualmente tengo 17 y mi cuerpo tampoco es que halla cambiado mucho que digamos, pero de igual manera me a traído distintos tipos de problemas, como son los excesivos piropos en la calle y las burlas de algunas chicas por estar "gorda", lo que me provocó una gran inseguridad en mi hasta el punto de utilizar vendas en la zona de mi pecho para intentar disimular un poco el tamaño de mi busto a la hora de salir. También he de decir que soy alguien bastante fuerte y tengo MUY poca paciencia, razón por la cuál a veces mi mamá me toma como una especie de seguridad cuando está sola en el almacén en el que trabaja.
PERSONAJES:
-Historia #1
Madre con derecho 1 como MD1.
Niño Molesto como NM.
Mi mejor amiga como Lulú.
Y yo como yo.
-Historia #2
Madre con derecho 2 como MD2.
Ladrón Bueno como LB.
Mi madre como Mamá.
Y yo como yo.
HISTORIA #1 Yo estaba haciendo la compra del mercado con Lulú (tambien somos vecinas) Cada una metía en su carrito cosas básicas como arroz, lentejas, verduras, etc.
Estabamos vestidas bastante casual, ella con una 'bata' verde y yo con unos shorts con una camisilla, la cual dejaba un poco a la vista la venda que cubría mi busto, todo iba bastante normal hasta que siento que algo, o más bien alguien hace un poco de presión en la zona de la venda.
Cuando me volteo, veo que es un niño, que ha simple vista se veía que no tenía más de 10 años. Nos quedamos mirando un momento y vuelve a presionar en esa misma zona pero ahora con un poco más de presión acompañado con una pregunta que en menos de un segundo logró matar toda la paciencia que tenía.
NM: ¿Te duele? - pregunta el niño con un tono un tanto burlón.
Yo le respondo: "No." - el niño otra vez toca la misma zona pero con mucha más presión que antes a lo que le digo - "sigue si dolerme, así que no lo vuelva a intentar niño, ve a jugar a otro lugar".
En ese momento se acerca una señora furiosa que al parecer era la madre del niño ese.
MD1: ¡¿Y tú con qué derecho le hablas así mi hijo?! - me pregunto bastante molesta - ¡El solo quiere ver tu cicatriz!
Ahí me si cuenta por donde iba el camino ¡Ellos pensaba que me había operado el busto! Lulú al verme claramente frustrada decide responder por mi de la manera más dulce y amable que pudo.
Lulú: Disculpeme señora, al parecer hay una confusión. Mi amiga no está operada y mucho menos tiene una cicatriz, es solo parte del atuendo que está utilizando.
MD1: ¿Y es que acaso te estaba hablando a ti? Aparte ¿Me vez cara de que nací ayer? Es obvio que eso es una cirugía ¡¡Así que te exijo que te quites la venda para que mi hijo vea la cicatriz!!
Yo: Señora, primero que nada, cuide su tono de voz, segundo ¿usted quien carajos es para decirme que hacer? Y tercero ¿no se da cuenta que lo que me está 'exigiendo' es una total estupidez? Busque oficio señora.
MD1: ¡¿COMO TE ATREVES A FALTAR ME EL RESPETO?! ¡¡SOY MAYOR QUE TÚ!! ¡¡DEBES DE RESPETARME!!
Yo: Señora, el respeto se gana, así que no jda con esas mamdas. - Yo ya estaba totalmente dispuesta a irme a pagar las cosas con Lulú cuando NM me pega algo fuerte en la zona de la venda.
NM: ¡¡QUIERO VER LA HERIDA!! - Grito el niño tirándose al suelo formando un berrinche.
MD1 se me acerca he intenta quitarme la venda dejándome varios arañazos y moretones en el proceso, cuando siento la venda algo floja y un poco de sangra salir de mi brazo, atino a darle un puño en toda la cara a MD1 lo suficientemente fuerte como para tirarla al suelo.
MD1: ¡¡YA VERAS!! ¡¡VOY A LLAMAR A LA POLICIA Y TE VOY A REFUNDIR EN CARCEL!!
Yo: Llamelos con confianza vieja loca, que igualmente hay cámaras que registraron absolutamente todo y varios testigos, y quien terminará en la cárcel será usted, vieja de m**rda.
Lulú: También tengo todo el ataque grabado señora, por favor, déjenos en paz que noble hemos hecho nada.
Al parecer algún empleado o cliente había llamado a la policía porque a penas se terminó ese diálogo ellos aparecieron y automáticamente la MD1 empezo a llorar diciendo que yo había intentado atacarla, robarle sus pertenencias y golpear a su hijo (el cual se encontraba llorando en el suelo).
Sin que se les mostrara ningún tipo de prueba de que yo hubiera hecho todo eso intentaron esposarme, a lo que me negué e intenté explicarles lo que pasó pero empezaron a someterme a lo que los espectadores empezaron a abuchearlos, insultarlos y algunos hasta se les lanzaron a pegarles y así evitar de que me llevaran a algún lugar.
Algunis empezaron a decirles todo lo que de verdad había pasado y los policías se negaron a soltarme sin pruebas (la hipocresía). Lulú mostró el video que había grabado al igual que varias otras personas.
Llego otro policía (el cual supongo que debe ser el superior de los otros) y les dijo que si no me soltaban en ese momento se iban a meter en grandes problemas, en un principio se opusieron, pero ya luego me soltaron. El que parecía el jefe recolectó todos los vídeos, incluyendo el del mercado, y así comprobar mi inocencia y encarcelar a la MD1, la cual se tiró al suelo y empezó a decir que "era injusto", "las cosas tenían que ser al revés", " que antes si había funcionado" y cosas así.
Al final se la llevaron y el mercado nos dio gratis todas las cosas que teníamos en los carritos... Por lo menos algo bueno salió de todo ese espectáculo...
Ahora pensar que todo esto pasó en 2 horas de alguna manera me asusta un poco... Quien diría que mi tarde sería algo parecida a esa mañana...
HISTORIA #2 Ya era de tarde ese mismo día y mi mamá me pidió el favor de acompañarla en el almacén ya que su compañera se tuvo que ir por una emergencia.
Lo único que tenía que hacer era vigilar que nadie intentara robar en el almacén o lastimar a alguien. Ya para ese momento no tenía la venda puesta, preferí aguantarme los piropos a que pensaran que me había operado (cosa que no tiene nada de malo pero aja, me molesta me dijeran eso solo por tener unas vendas).
Todo estaba bastante tranquilo. Piropos por aquí, insinuaciones por allá, ventas por acá y así casi toda la tarde.
Cuando la noche comenzaba a hacer presencia entro un chico, que parecía más o menos de mi edad. Me miró por un momento bastante embobados la verdad, solo lo ignore. Se quedó paseando por el almacén un rato, no sospeche la verdad porque muchos clientes hacen eso antes de realizar la primera consulta de tallas, etc.
Estaba tan metida en mi mundo que no me di cuenta en que momento ese muchacho se acercó a la caja registradora para sacar el dinero (acorralando a mi mamá de paso).
Lo que me hizo caer en cuenta de lo que estaba pasando fue el pequeño chillido de mi mamá. Me volteé y vi como LB (osea, el muchacho) intentaba abrir la caja sin éxito alguno. Me le acerqué y lo enfrenté.
Para mi desgracia estaba armado, en una de sus manos tenía lo que parecía ser una navaja. Dude en acercarme más, pero igual lo hice, se que es arriesgado y todo, pero con mi mamá nadie se mete, y menos la amenaza en mi presencia. Pero algo que me sorprendió bastante fue que LB me propuso que solo le diéramos una pequeña parte del dinero.
LB: Mira, yo no quiero hacer esto. Yo lo quiero robar nada, pero si no lo hago estaré en problemas. Por favor, solo dame una pequeña parte de lo que han ganado, no les pido más nada.
Créanme que estuve apunto de acceder a darle un poco de dinero, pero en vez de eso lo agarré del brazo, se lo doble lo suficiente como para que soltara la navaja y le pegué un puñetazo bastante fuerte.
El pobre LB me daba pena la verdad. El estaba boca abajo en el suelo y yo estaba sentada encima de él mientras esperaba a que la policía llegara. LB repetía varias veces "lo siento", "de veras no quería hacerlo", "mi intención no era lastimarlas", inclusive estaba llorando un poco... De verdad que me daba un poco de pena LB.
Ya habían pasado como unos 15 minutos y la policía aún no había llegado, en cambio, entro una señora bastante alterada diciendo incoherencias y pidiendo dinero. Cuando me vio sentada sobre la espalda de LB empezó a gritar como una loca, y ahí caí en cuenta que la señora era la madre de LB.
MD2: ¡¡BAJATE DE ENCIMA DE ÉL MALDITA CERDA GORDA!!
He de admitir que eso me dolió un poco pero no le presté atención al comentario de MD2 y le empecé a explicar la situación a MD2, la cual me interrumpió diciendo:
MD2: ¡¿ Y QUE SI MI HIJO LES IBA A ROBAR?! ¡¡ESE ES SU MALDITO TRABAJO!! ¡¡ASÍ QUE BAJATE DE EL EN ESTE MOMENTO ANTES DE QUE LLAME A LA POLICÍA!!
Definitivamente lo que decía MD2 no tenía nada de sentido, es más, hasta daba risa. Pero bueno.
Mientras tanto, LB lo único que hacía era decirle a MD2 que por favor no hiciera tanto escándalo.
LB:Mamá, ya para por favor... Yo te dije que no quería hacer esto...
MD2: Tú cállate que yo sé que es lo mejor para ti, y lo mejor para ti es robar ¡¡Así que te exijo maldita cerda que te bajes de encima de mi hijo y le dejes robar!!
LB: Mamá, no le hables así a la chica...
MD2: Aaahhh, ya entiendo... te dejaste llevar del cuerpo de esta g*lfa. En serio que tienes muy mal ojo para las mujeres, se nota que ella a debido estar con más de u - No termino la oración antes de que le propinar un puñetazo en toda la cara.
Es que de verdad ya era el colmo. Primero tenía el descaro de exigir que le dejáramos robar la tienda a su hijo, y ahora en toda mi cara me llamaba g*lfa? Definitivamente eso había cruzado los límites de mi paciencia que milagrosamente duró bastante, pero a diferencia de como reaccioné en la mañana, me he limitado a no decir nada.
Si darme momento a respirar, MD2 se me abalanzó encima y empezó a golpearme y arañar me. Sin ningún tipo de problema me la saque de encima para continuar con la repartición de golpes. Esto terminó casi igual que con LB... Yo sentada sobre la espalda de MD2 y esta maldiciendo e insultando me a todo pulmón, amenzando me con mandarme a la cárcel por no dejar que su hijo robara la tienda.
Por su parte, LB seguía tirado boca abajo en el suelo.
MD2: ¡¿QUE ESPERAS LB?! ¡¡LEVÁNTATE Y ATACA A LA CERDA ESTA!!
LB:....No.... Mamá, ya evitemos más problemas... mejor esperemos a que llegue la policía.
MD2: ¡¿PERO QUE BURRADAS ESTAS DICIENDO?! ¡¡APURA Y SACA TODA LA PLATA!! ¡¡ES LO MEJOR PARA TI!!
Sinceramente ya no sabia que pensar de la situación... Lo único que tenía claro era la ineptitud de los policías porque ya casi había pasado una hora y media y nada que llegaban.
Paso otra media hora entre quejas e insultos por parte de MD2 hasta que por fin llegaron los policías al almacén y ahí me di cuenta de algo... El mundo es malditamente pequeño.
Eran los mismo policias que me intentaron encarcelar en el mercado en la mañana y su superior. Intercambiamos miradas por unos segundos hasta que me di cuenta que algunos de ellos estaba mirando fijamente mi busto.
Yo: Primero me intentan encarcelar sin pruebas alguna, luego me someten ¿y ahora miran sin descaro alguno mi busto? Siquiera disimulen un poco. - estos simplemente voltearon la cabeza haciéndose los locos.
Mientras, el superior miraba el video recolectado por las cámaras de seguridad del almacén, los otros estaban esposando a MD2 y a LB. No podía evitar sentirme mal por LB. Se veía que el era alguien bueno, pero bueno, ya nada se podía hacer.
Ya los policías se estaba yendo del almacén con MD2 y LB cuando uno de ellos de me acerca a insinuar me sobre tener una cita y luego tener relaciones sexuales con la escusa de gustarle las mujeres fuertes.... He de recalcar que en ese momento (y actualmente) era menor de edad, pero por mi apariencia física, pues aparentaba más edad.
Sin perder el tiempo le grité al superior y le pregunté:
Yo: ¡Disculpe! ¿Que pasa cuando un adulto le insinúa a una menor de edad tener relaciones sexuales? - Hubieran visto la cara del policía, se puso pálido de un momento para otro, fue demasiado gracioso.
Para concluir toda esta historia, el superior me dio todo los detalles de que hacer en caso de que eso pasara, mi mamá le dio su número para que la mantuviera al tanto de lo que pasara con MD2 y LB y el policía travieso no se me volvió a insinuar nunca más.
Aquí donde estoy, sigo sin poder creer que algo así me halla pasado... es que cada vez que lo recuerdo suena más surrealista, pero bueno, cosas de la vida.
EXTRA: Conseguí el nombre de LB y cada vez que podía lo iba a visitar a la correccional. Se puede decir que somos un poco amigos, aún no confío en él, pero igual lo voy a visitar cuando puedo y.... que puedo decir... me agrada su compañía...
Hasta aquí todo el larguero de mi historia con madres con derecho. Buenas noches.
submitted by Sora_Yaa to PadresConDerechos [link] [comments]


2020.02.19 22:15 paleuribe El individuo (cuento)

El individuo es un invento de la cultura occidental, un centro imaginario en torno al cual se orienta su actividad que le permite arrojar productos al mundo y que éste se los devuelva en forma de dinero, con lo cual podrá seguir repitiendo el proceso indefinidamente hasta que sus manos pierdan su fuerza y su mente su orientación y sea arrastrado por la entropía y el frío eterno del universo estabilizado. Pero esto el individuo no lo sabe, o lo sabe de una manera vaga que le permite sumergirlo con el resto de imágenes y sensaciones en el basurero de su conciencia, de la cual resurgen de vez en cuando ideas desagradables pero que siempre podrá, con un poco de esfuerzo y algo de sedantes, suprimir.
A pesar de ello, hay algo de admirable en el individuo, una persistencia inamovible en aquello que lo destruye, tanto más admirable por el hecho de que aquello no le retribuye, salvo en cortos y leves momentos, ningún beneficio. No hay certeza más fácil de refutar que el supuesto egoísmo que lo motiva: si fuera realmente egoísta, este sistema no se mantendría un solo día en pie. Lo cierto es que el aparente egoísmo del individuo no es más que una solidaridad absoluta con el futuro, que él se imagina como dirigido en su propio provecho; el futuro estaría dirigido hacia su progreso, sea como sea que se imagine ello el individuo. Pero lo cierto es que el futuro es el futuro del sistema mismo, de su eterna repetición, que utiliza al individuo hasta que no tenga más futuro que exprimirle, abandonándolo después al infierno particular que tiene para aquellos que juzga como inútiles.
Una de las grandes preocupaciones del individuo, y quizás la única, es la de si él en efecto es un individuo, y si los demás individuos realmente lo son. Para ello, dispone de una serie de hipótesis que elabora y rumia día tras día, muchas veces mientras está ocupado en sus tareas. Algunas veces piensa que es el único individuo que ha existido y que podría llegar a existir, elucubrando ideas torpes acerca de cómo las cosas del mundo se deducen de él, como quien se limita a poner valores en una ecuación. Otras veces, presa de un excepcional entusiasmo, piensa que todos los individuos existen, y que son como él, e incluso que en el fondo son todos un mismo individuo que el sistema se ha encargado de dividir y aislar. Pese a estos altibajos, la mayoría de las veces el individuo se limita a pensar que los demás individuos existen, y que son estúpidos.
La apreciación y la estimación de la magnitud de la estupidez de los demás individuos es uno de los pasatiempos favoritos del individuo, y quizás a estas alturas el único que le queda. No son buenos tiempos para el individuo: está todo demasiado saturado de ideas y acciones, de estímulos y respuestas, como para mantener un mínimo de estabilidad emocional. El individuo siente que pierde su centro, y teme que sus complejos, que tanto le ha costado cultivar, se independicen y se dispersen y lo dejen en la nada que en verdad es, en un perpetuo mirarse en el espejo. El individuo teme, solo de eso está seguro. Desconfía de las ideas y los estímulos que le llegan, lo aterroriza que sus acciones y reacciones sean manipuladas por esos individuos estúpidos pero astutos, o por individuos astutos que los dirigen a ellos, o por fuerzas ocultas que dirigen todas las acciones humanas, que todos pueden ver excepto él.
El individuo percibe una idea, pero no sabe si es de él. Aunque más que una idea, es una voz, que le exige una respuesta. El individuo no sabe qué responder, no solo porque no sabe la pregunta ni a quién responderle, sino que sobre todo porque siente paralizada su conciencia: el temor a la respuesta adecuada lo hace entrar en un ciclo de estímulos e ideas, cuya extensión aplazada hasta la náusea lo hace retroceder hacia sí y limitarse a mirar al mundo con ojos inmensos, que ya no se dedican a mirar sino a esperar la piedad del mundo para que no lo aplaste.
Pero el mundo no lo aplasta; se limita a insistirle con una pregunta: qué opina. El individuo entonces comprende que la voz no viene de algún lugar oscuro de su conciencia, sino que es la voz de otro individuo. Percibe que el individuo está rodeado de otros individuos, que están en un recinto donde se encuentran aún más individuos, que están hablando, riendo, bailando; siendo, en definitiva, individuos. Los individuos que lo rodean lo quedan mirando a la espera de su respuesta, al parecer el único momento en que el individuo irrumpirá en el mundo, en que cortará el flujo normal de los acontecimientos para revelar su único e irreductiblemente diferente punto de vista acerca del mundo, en que podrá intervenir y quizás cambiar el punto de vista de algunos de los individuos presentes, que a su vez reproducirán en sus interacciones con otros individuos tal cambio en la forma de ver el mundo, cambiando así el mundo, aunque de forma mínima, sí irreversible.
El individuo sonríe. Intenta decir algo gracioso pero no sabe cómo rematar, aunque de todos modos nadie nota que esa era su intención. Intenta recordar las palabras que los demás compartían antes de que le preguntaran, recuerda algunas palabras pero no sabe cómo usarlas. Habla en términos genéricos y sabe que bien podría dejar de hablar en ese momento y que ello no haría ninguna diferencia. Pero los ojos de los individuos ejercen sobre él una fuerza desconocida que lo lleva a no poder dejar de seguir balbuceando, a seguir encadenando palabra tras palabra su ruina. El individuo nota que poco a poco los rostros de los individuos comienzan a hacer gestos de burla y luego de indiferencia, y uno tras otro se voltean hasta dejar de fijarse en él. El individuo toma la lata de cerveza más cercana y, sin despedirse de nadie, sin que nadie lo note, abandona el recinto.
El individuo sube a la primera micro que ve en la calle, no sabe hacia dónde irá. Se sienta en el fondo de la micro y abre la lata de cerveza, la toma mientras mira por la ventana y escucha por sus audífonos música genéricamente deprimente. El individuo mira su rostro en la ventana pero no puede reconocerse en él, como si siempre hubiera carecido de rostro y justo ahora que requiere mirarse en uno el mundo le arroja un rostro a la rápida, hecho sobre la marcha. Piensa que no pertenece a nada, ni siquiera a sí mismo. Qué es lo que se individúa en el individuo entonces, se pregunta el individuo. Piensa entonces en sus hipótesis acerca de los individuos, cree comprender lo que ocurre cuando en realidad sólo se dedica a rumiar una y otra vez los mismos pensamientos, a la espera de un consuelo que a veces imagina como una iluminación espiritual, y a veces, pero esto no le gusta confesarlo a sí mismo, como la llegada de un milagro.
El individuo cae en la cuenta de que en algún momento de la noche sus pasos lo han llevado afuera de lo que llama su hogar, aunque sería más apropiado decir el habitáculo donde arroja su cuerpo de forma periódica, y a estas alturas de forma casi permanente. Se para frente a la puerta, cierra los ojos y respira hondo, luego decide entrar. Arroja a un rincón lata de cerveza que lleva horas vacía. Se recuesta sobre su cama a oscuras, no se molesta siquiera en prender la luz. Revisa en el celular su correo: solo mensajes de ofertas de tiendas, de puestos de trabajo que nunca tendrá, de avisos de deudas que nunca va a saldar. Ningún mensaje de algún conocido, ningún recordatorio de alguna actividad, nada que le dé una señal siquiera ilusoria de que existe. Va al refrigerador, encuentra una última lata de cerveza, al lado de una lechuga quemada hace semanas por el frío y un pote con una comida que hizo la semana pasada y que sabe que en ningún caso se comerá.
El individuo vuelve a recostarse en la cama, con la cerveza en una mano y el celular en la otra. Revisa sus redes sociales, si hay algún artículo interesante, algún video gracioso, alguna imagen que compartir. El individuo siente un deseo, un impulso al que no puede resistirse. Entonces busca en el celular e instala la aplicación de citas que ha desinstalado y vuelto a instalar tantas veces. Al individuo se le aparecen en la pantalla imágenes de individuos con los que podría encontrarse. Las imágenes traen descripciones, pero él ya no las lee hace tiempo, ya adivina la genericidad de ellas: me gustan los viajes, las aventuras, pero también la soledad, no busco nada estable pero tampoco me cierro a nada y la verdad es que busco a ese alguien especial que comparta caminatas, conversaciones, que sepa bailar, pero también cuándo es el momento de escapar de todo y meditar, no quiero a una persona presumida pero tampoco me interesa la gente apocada, si quieres contar tus problemas anda a un psicólogo JA!
El individuo está a estas alturas resignado a todo, dispuesto a todo: pone que le gustan todas las fotos, todos esos rostros que le provocan horror pero que al mismo tiempo no puede dejar de desear. Pasa una cantidad de tiempo indeterminada, quizás horas, hasta que comienzan a aparecer las primeras solicitudes aceptadas. Saluda con un “hola” a esas imágenes de rostros; una buena parte de ellos no responden; otras responden con otro “hola” y poco más, concluyendo con ello la interacción. Sin embargo, tres rostros, tres imágenes de rostros, se muestran se muestran dispuestos a interactuar.
El primer rostro responde a la interacción describiendo su situación actual, actitud descriptiva que deriva de modo más o menos rápido en una descripción corporal de ambos interactuantes, para pasar a la descripción de una imaginaria relación sexual entre ambos, donde abundan las descripciones de formas y tamaños de los órganos sexuales o que pueden ser usados en una relación sexual, descripciones que incluyen las fases típicas de una relación sexual tales como la estimulación previa, el coito en variadas posiciones y la eyección de fluidos que caracteriza la fase final. El individuo, notoriamente excitado, le pregunta al rostro si pueden juntarse en algún momento, de ser posible en ese mismo momento. El rostro parece de pronto reticente a interactuar, y finalmente deja de hacerlo del todo.
El individuo pasa entonces al segundo rostro: parece tan solitario como él, tan desilusionado como él. Arrebatado por la aparente coincidencia entre los destinos de ambos, comienza a contarle acerca de su vida, sus miedos, sus fracasos, con la impulsividad que da la certeza de que al otro lado de la pantalla hay alguien que comprende todo eso porque también lo ha vivido. El individuo, sin embargo, comienza a notar, entre los mutuos relatos acerca de sus miserias respectivas, que el rostro comienza a distanciarse de lo que había dicho. De pronto comienza a comentarle acerca de sus encuentros con otros usuarios de la aplicación, hasta que, transcurrido un largo tiempo en ello, comprende que el rostro usa la miseria que el individuo le expuso para valorizarse a sí en la jerarquía imaginaria de la aplicación, con lo cual podría tener mayor chance de tener un encuentro exitoso con un usuario de mayor valor que él. Una vez que descubre el truco, abandona la conversación.
Pasa entonces a interactuar con el tercer rostro. Capta de inmediato el carácter del rostro, a pesar de lo esquivo de la imagen: un rostro devaluado, de un valor ínfimo, un rostro que grita en una única imagen sombreada su lugar bajo, casi postrero, dentro del orden de valor de los rostros ofrecidos en ese espacio virtual. El individuo, ya desesperado a estas alturas y completamente devaluado en sí y para sí, conversa con el rostro, dispuesto a escuchar y aceptar todas sus banalidades: que hay música que le gusta y música que no, que a veces le gusta estar en casa y a veces no, que a veces está triste y a veces no. El individuo responde que sí a todo: sí, las películas deberían ser así, sí, las comidas deberían prepararse así, sí, la vida debería ser así, sí, sí y sí. El individuo le plantea a este rostro, reducido en su valor a prácticamente nada, que, ya que es evidente que hay una casual y sorprendente coincidencia de gustos y opiniones, podrían tal vez, solo tal vez, juntarse algún día en un parque a conversar, para seguir haciendo inventario de tal increíble cantidad de coincidencias. El individuo espera ansioso su respuesta. El rostro le responde con el equivalente tipográfico de una sonrisa, y no vuelve a responderle más.
El individuo mira la pantalla negra de su celular impávido; de pronto, en un gesto casi automático, sin rabia, arroja su celular contra el piso. Casi de inmediato se levanta de su cama a recoger su celular; se trizó algo la pantalla, pero sigue funcionando. El individuo va al baño a buscar un pedazo de papel, vuelve a recostarse en su cama y se pone los audífonos. Pone entonces en el celular su página de pornografía habitual, la única que visita desde hace años. Ni siquiera se molesta en buscar videos que sean de su gusto, o que le generen algún tipo de curiosidad; se limita a revisar las sugerencias de la misma página, que ya lo conoce bien y que sabe exactamente qué es lo que querrá ver en ese momento. De todos modos, poco le importa ver algo en particular: más que de excitación, se trata de adormecimiento. Selecciona un video, ve algo del comienzo, algo del medio, y se dirige casi de inmediato al final; se masturba sin muchas ganas, pero la ilusión de simultaneidad con la escena hace que eyacule sobre el pedazo de papel, que de inmediato envuelve y arroja debajo de la cama.
Se oyen débiles cantos de pájaro, y un rumor de gente dirigiéndose a sus labores. El individuo decide que ya es tiempo de dormir. Busca en su celular alguna secuencia de sonidos que lo ayude a quedarse dormido, que lo acompañe durante ese lapso de tiempo en que olvidará que existe. El individuo, recostado de espaldas con sus audífonos puestos, espera que llegue el momento en que su conciencia se canse de repetir una y otra vez sus ideas fijas, que su propia voz se canse de sí misma y se desplome como por un golpe firme de un fierro directo en la cabeza, mientras de fondo se escucha una voz dulce y susurrante que dice que lo ama, que siempre lo ha amado y siempre lo va a amar, que su amor por él es como un sueño delicado y hermoso del que no quisiera despertar jamás.
submitted by paleuribe to escribir [link] [comments]


2020.02.10 02:42 boysdontcryunu Necesito un consejo

Mi problema es el siguiente: llevo cierto tiempo en una relacion y ella al principio era la persona más amorosa del mundo pero con el tiempo fue disminuyendo su afecto (eso fue mes y medio después de empezar) no dije nada por qué pensé que iba a cambiar pero no fue así, ella terminó conmigo y durante menos de un mes salió con otra persona pero me terminó pidiendo que volviéramos y de echo habíamos hablado y se suponía que pondríamos de nuestra parte para mejorar las cosas, yo hice todo lo posible por ser bueno con ella, le escribí mensajes afectivos, la apoyé en sus momentos difíciles y estuve con ella cuando se sentía triste, siempre busqué un espacio en mi horario para pasar tiempo con ella y cuando e llegado a estar ocupado me apresuro a terminar mis cosas solo para poder responderle algun mensaje o salir en alguna cita,la e acompañado hasta la madrugada ayudándole en sus tareas de la universidad, cuando tiene un partido de básquetbol a pesar de que no puedo estar ahí siempre le dejo un mensaje de apoyo y deseándole lo mejor, siempre que voy a su casa los fines de semana (entre semana solo nos podemos ver los martes y ella es quien viene que la mia) me aseguró de llevarle su dulce o postre favorito, en fin, creo que que e echo muchas cosas para ser alguien importante en su vida pero hace poco me molesté con ella por una tontería y comenzó a responderle de la misma manera que ella lo a echo conmigo(anterior mente me respondía de manera un poco cariñosa pero ahora me responde de manera cortante y seca y eso me molesto), yo muy en el fondo esperaba que por lo menos preguntara si sucedía algo o si algo estaba mal conmigo ya saben solo quería un poco de interés pero en vez de eso se comenzó a comportar de manera muchísimo más cortante y fria, ella ya ni siquiera disimula el ignorar mis mensajes y realmente quiero hablar de esto con ella pero cada vez que menciono el tema solo se enoja y se molesta conmigo por echarle en cara que "soy mejor que ella" realmente quisiera que ella pudiera interesarse un poco más en la relación y que volviéramos a ser una pareja cariñosa como lo fuimos alguna vez.
¿Que puedo hacer para solucionar todo esto? ¿aún puedo hacer que ella se interese en la relación? ¿me podrías dar algún consejo sobre cómo manejar mi situación?
submitted by boysdontcryunu to espanol [link] [comments]


2020.02.05 16:52 Heterostory ¿Qué es lo que quiero en mi vida sexual?

Hola, soy un chavo de 26 años, recien cumplidos. Estoy casado con un excelente esposa y estamos esperando un bebé. Para iniciar mis preguntas y puedan apoyarme con sus experiencias y cómo han resuelto esto en sus vidas, les platicaré unos aspectos importantes en mi vida...
.- Mi padre de sangre me rechazo al saber que mi madre estaba embarazada de mi. Me parezco tanto a él que una vez facebock me relaciono con su perfil en el etiquetado.
.- Crecí con un padre que nos adopto a mi hermano y a mi.
.- Mi hermano crecio odiandome porque el no tenia el apellido de nuestro padre adoptivo y yo si.
.-La religión Cristiana recibio a mis padres y mi padre dejo de golpearme y ser duro conmigo.
.- Yo lloraba por todo y a mis 7 años me iba mal en la primaria, por lo que decidieron cambiarme de primaria terminando mi 2do año de primaria.
.- En tercero de primaria ya estaba aplicandome en la escuela y estaba sobresaliendo un poco en matematicas.
.- Mi maestro de matematicas abusó sexualmente de mi aprovechandoce de mi vulnerabilidad y de la gran confianza de mis padres hacia los maestros y que yo debia aprender de la vida y dejar de llorar por todo.
.- Mi maestro de matematicas invitó a otros 2 maestros a que me violaran. Esto durante mas de 3 meses en distintas ocasiones... Redactare en otro post este tema...
.- Mi hermano tambien abusaba de mi de forma indirecta haciendome tocamientos y humillandome sexualmente, el mayor que yo por 3 años. ya lo perdoné pero sigue grabado en mi memoria.
.-Para cuando cumpli 14 años experimente por "primera vez" mi sexualidad cuando mi primo me obligo a que lo penetrara por el ano despues de chantajearme con decirle a mi madre que me masturbaba en la regadera. No fue nada placentero ni me gustó hacerlo.
.- Por medio de una aplicacion de citas, contacté a un niño, mayor que yo en ese entonces para yo darle por el culo, nos citamos en el monte y termine dandole... no se sintio nada placentero ni me agradó en lo absoluto.
.- Para mis 16 años mi madre me pregunta si yo soy Gay, a lo que yo le respondo que no... ella me dice que su sueño en la vida es verme casado, con hijos una esposa y verme prosperar con mi patrimonio, que ser gay no es normal y que dios no estaria de acuerdo con ello porque el ano no fue hecho para eso... pero que si fuera asi ella me aceptaria, pero debia decírselo en ese momento. Le repeti que no soy gay.
.- Para cuando cumpli 17 busque a un señor que me enseñara a tener relaciones sexuales, el me cojio por primera vez (yo buscandolo) y me lo coji tambien en varias ocasiones... en ese entonces mi placer solo era momentaneo, no lo disfrutaba y tenia mas miedo que placer.
.- Segui en la busqueda de mi satisfaccion cuando tenia los 18 hasta los 22, en ese entonces solo habia tenido sexo con hombres y casi siempre como activo. Mi momentos variaban de entre una hora o 3 horas sin parar, pero solo terminaba si yo me masturbaba.
.-Conoci a un chavo, estudiante en la universidad, por medio de otros que ya habia conocido, en ese entonces mantenia muchas relaciones sexuales con diferentes personas. si es que 3 veces a la semana y 3 personas distintas en esas mismas. El chavo del cual hablo me dio pie a que podia yo ser gay, pero dentro de mi yo decia que era heterosexual, solo que estaba experimentando.
.- Luego, conoci en el 2014 a una chava, yo le correspondi a sus afectos e intenciones de formalizar una relacion estable y duradera. Mantuve relaciones sexuales con ella durante mas de un año 5 meses sin buscar a nadie mas fiel 100%. Despues me entere que ella buscaba en conversaciones a quien le habia quitado su virginidad, un señor, poco mayor que ella, ya casado y con hijos. Su esposa fue quien me advirtio que habia conversaciones fuertes con imagenes de ellos desnudos y que ella era quien le insistia que se vieran. La enfrente y lo nego, nos separamos por un mes.
.- Durante ese mes en mi mente volvio la idea de querer satisfacerme y busque por medio de una app de citas y resulto que me encontre con un compañero de clases de ella. Mi esposa en ese entonces mi novia y yo esudiamos la misma carrera. Con este chavo solo fue platica y una supuesta videollamada que nunca se efectuo. pero quedo grabado en las conversacion de skype.
.- Regreso con mi novia, ella me insiste en volver y la perdono. pero con los meses ella encuentra mi conversacion de facebook y de skype y las conecta y me reclama por haber buscado a alguien cuando nos separamos y que era un hombre. Le explique que tenia la curiosidad de experimentar algo, pero que no se dio y lo acepto. Para ella yo le habia contado que era un don juan con las mujeres y me la pasaba cojiendo con muchas pero no me satisfacian.
.-Con el tiempo, ella seguia revisando mis mensajes y yo le era fiel, pero quise molestarla y finji una conversacion que se subio de tono en el momento que mi amigo mando imagenes de un chavo y un pene enorme, muy real para creer que se habia tomado una foto casera. Mi en ese momento novia (si, la misma) vio mi conversacion mientras yo me bañaba... muy rapida para ser verdad... y me encaro... le repeti que me gustaria experimentar que era curiosidad y que ella entenderia el porque mi inquietud de buscar algo asi (ya le habia platicado que mis maestros me habian violado de niño, solo esa parte de la historia) ella lo entendio y me hizo prometer que jamas la engañaria, lo le prometi que nunca la engañaria con ninguna mujer. Aqui ya viviamos juntos, llevabamos 3 años de novios y un año de union libre.
.-Pasa un poco mas el tiempo, ya a los 5 años de relacion (2 de vivir juntos) y le pido matrimonio. Yo me sentia muy feliz con ella a mi lado y sentia que ella me apoyaba en cada aspecto de mi vida.
.- Deje de buscar sexo, por mas de 8 meses, pero algo en mi me desperto la hormona y volvi a buscar a un tipo por medio de un aplicacion, le conte una parte de mi historia y el me dijo que me entendia y que podia ayudarme. Me ofrecio que podia ser un poco rudo conmigo en el sexo y que con eso yo iba a liberarme.
.- Este tipo, ya estando en su departamento, me inyecto la droga llamada cristal en el ano y con la euforia yo dije muchas cosas que no olvidare jamas... entre ellas me di cuenta que no amaba a mi prometida, que solo estaba con ella por las apariencias y que no era feliz realmente. Este tipo me metio el pene de forma violenta que me hizo sangrar y doler muchisimo .. esa noche no volvi a casa, tenia marcas de una tabla marcada en mi nalga, marcas de un cinturon, estaba jadeando y sudando como loco y sobre todo me dolia mucho mi cuerpo, me habia humillado de una forma muy fuerte y tenia marcas del piso en mis puños, rodillas y en general todo mi cuerpo estaba marcado. Mi piel es clara asi que era muy notorio que algo habia pasado. Jueves en la noche paso todo esto
.- El viernes llegue al trabajo y finji que alguien me habia tirado por unas escaleras, todos me creyeron y me crei ya historia.
.- Regrese al departamento de este chavo y me volvio a maltratar de la misma forma otra vez, pero me negue y me resisti a la droga y me dijo que solo funcionaria si me drogaba asi que decidi volver a casa.
.-Ya en casa nadie noto mis marcas, por suerte mi piel sana rapido. Sino que hasta el sabado en la noche le pido a mi prometida que me compre una pomada para las hemorroides, me dolia de una forma tan fuerte que no podia caminar. Ella me obligo a mostrarle mi ano y se asusto de la forma en que estaba maltratado.
.-El domingo resuto que termine convenciendome de ir a consultar por que queria analgesicos, me operaron y termine internado por 2 semanas.
.-Termino mi recuperacion de un mes sin nada de sexo y vuelvo al trabajo.
.- Un viejo conocido con el cual nunca tuve sexo anteriormente, me contacta y accedo a verle, le di oral y el a mi y me gusto el trato amable de un hombre.
.-Al dia siguiente tuve sexo intenso con mi prometida y me gusto tanto que me senti realmente enamorado de ella y decidi que deberiamos casarnos sin lujos, que fuera por amor y no apariencias.
.-Planeamos comprar una casa, para comprar la casa que nos gusto ocupabamos casarnos. Nos casamos en una boda express por el civil.
.-Mi ahora esposa, me dice que estamos embarazados y me cae la noticia feliz y triste a la vez, yo presintiendo que es niño recuerdo lo infeliz que fui de niño y me sumerjo en un mar de anecdotas.
.-Busco la comprension de un adulto que me aconseje, pero con este terminamos teniendo sexo y resulta ser un pedofilo que quiere le presente a mi hijo para ir moldeandolo a su gusto y placer...
.-Me alejo de este señor, pero me sigue atrayendo su imagen... se parece tanto a mi maestro de matematicas...
.-Busco refugio a mis emociones en alguien de mi edad y resulta que tambien terminamos teniendo sexo fuerte pero muy emocional...( con fuerte me refiero a no tan lento a como lo hice con el señor, les recuerdo que me operaron el ano ya 8 meses atras)
.- Tenemos tantos ideales en comun este chavo y yo que termina atrayendome tanto, su voz me hace sonreir, platicar con el me hace suspirar, me siento relajado y tranquilo a su lado, siento que todo es posible y que realmente puedo ser feliz.
.- Regreso a casa y mi esposa me espera (aun embarazada, ya 5 meses) y se me acurruca y me dice que se habia preocupado por mi la noche anterior que no llegue a casa por estar con mis amigos, resulta que mi cuñada la asusto llegando golpeada a casa y mi esposa creyo que yo llegaria igual o peor por tratarse de una fiesta... Yo llegue peor, porque en mi mente ahora se nublaba con la idea de que queria el divorcio para estar con ese chavo que me hacia suspirar.
.-Pero mi esposa saca un as de la manga y me propone que me puede estimular, porque encontro un pequeño dildo que tenia para rehabilitacion por la cirugia y ella entendio completamente mi situacion. Le prospuse que yo trambien le compraria uno del tamaño de mi pene o menor para que se sintiera comoda cuando yo no estuviera y acepto (aun no los compramos).
.- La idea de que tengo a una esposa que me ha comprendido en cada etapa, que esta a mi lado, que va a ser la madre de mi hijo, que me ama de una forma tan apasionada me hace entender que yo a ella tambien la amo, porque le correspondo de muchas maneras. Solo que sexualmente estoy inseguro. No habia sentido un sentimiento hacia nadie como el que senti por ese chavo y por mi esposa anteriormente. Y me doy cuenta que es muy probable sea gay o bisexual, por mi historia, pero me siento hetero porque amo a mi esposa y la idea de no separarme de ella me hace feliz.
.- Con este chavo que me enamore de una forma fugaz, le indico que si tuviera que dejar a alguien seria a el, ya que aun no estoy seguro con mis sentimientos... y el me entiende, pero regresa al tema de querer tener sexo porque le gusto mucho... ahi entiendo que fisicamente soy atractivo, pero que nadie se ha interesado por lo que digo o pienso ni por lo que yo creo que es corrrecto mas que mi esposa.
.-Ahora estoy confundido porque apesar de haber alejado a este chavo, sigo enamorado de el, pero a la vez enamorado de mi esposa y enormemente entiernecido por mi hijo que aun viene en camino.
.- No me siento haber sido infiel antes de este chavo, con el realmente me siento culpable porque le correspondi en mente y alma a dos personas cuando siempre, atras, solo era sexo.
.- Entre las platicas que tuve con el, me hizo que me preguntara ¿Qué decisión debo tomar para ser realmente feliz?.
.- Decidi seguir con mi esposa y mi familia, el rumbo que llevo hasta el momento, pero sé que dentro de mi seguire buscando el placer de estar con un hombre y que me trate de una forma entre salvaje y dulce.
.- Con mi esposa el sexo es muy rutinario y hasta tedioso, solo una postura, si se pone interesante son dos. El sexo oral no es para nada bueno, y cuando me masturba siento que lo hace de forma brusca pero sin tacto hasta llegar a molestar. Con un hombre, me gusta que me hagan sexo oral, siento un gran placer, cuando soy activo siento que puedo ser tan rudo o suave como a mi me plazca y siento que el otro se revuelca de placer por mi. cuando penetro a mi esposa ella se pone muy caliente y le encanta mucho, pero si quiero ser mas rudo me pide que pare y solo es en una posicion, la del misionero. por lo cual me cansa la monotonia y termina por quitarme la calentura. Cuando me penetrar, siento que no hay nada mejor en el mundo (hablado de sexo), que con un movimiento certero que haga el otro puedo alcanzar el climax, pero igual, en ambos casos, con hombre o con mujer casi siempre termino masturbandome porque duro mucho o porque el otro o ella ya se cansaron.
.-Mi placer sexual llega al punto en que quisiera que ella fuese mas abierta a experimentar el placer sexual, a como un hombre me hace sentir. Y con un hombre siento que le falta el sentimiento que a mi me gustaria en la relacion.
.- Estoy realmente confundido porque siento que si pido que mi esposa me penetre la podria perder, pero si no lo hago siento que igual la podria perder si me encuentra que sigo buscando sexo con un hombre
submitted by Heterostory to NoStupidQuestions [link] [comments]


2020.02.05 01:00 Heterostory ¿Qué es lo que quiero en mi vida sexual?

Hola, soy un chavo de 26 años, recien cumplidos. Estoy casado con un excelente esposa y estamos esperando un bebé. Para iniciar mis preguntas y puedan apoyarme con sus experiencias y cómo han resuelto esto en sus vidas, les platicaré unos aspectos importantes en mi vida...
.- Mi padre de sangre me rechazo al saber que mi madre estaba embarazada de mi. Me parezco tanto a él que una vez facebock me relaciono con su perfil en el etiquetado.
.- Crecí con un padre que nos adopto a mi hermano y a mi.
.- Mi hermano crecio odiandome porque el no tenia el apellido de nuestro padre adoptivo y yo si.
.-La religión Cristiana recibio a mis padres y mi padre dejo de golpearme y ser duro conmigo.
.- Yo lloraba por todo y a mis 7 años me iba mal en la primaria, por lo que decidieron cambiarme de primaria terminando mi 2do año de primaria.
.- En tercero de primaria ya estaba aplicandome en la escuela y estaba sobresaliendo un poco en matematicas.
.- Mi maestro de matematicas abusó sexualmente de mi aprovechandoce de mi vulnerabilidad y de la gran confianza de mis padres hacia los maestros y que yo debia aprender de la vida y dejar de llorar por todo.
.- Mi maestro de matematicas invitó a otros 2 maestros a que me violaran. Esto durante mas de 3 meses en distintas ocasiones... Redactare en otro post este tema...
.- Mi hermano tambien abusaba de mi de forma indirecta haciendome tocamientos y humillandome sexualmente, el mayor que yo por 3 años. ya lo perdoné pero sigue grabado en mi memoria.
.-Para cuando cumpli 14 años experimente por "primera vez" mi sexualidad cuando mi primo me obligo a que lo penetrara por el ano despues de chantajearme con decirle a mi madre que me masturbaba en la regadera. No fue nada placentero ni me gustó hacerlo.
.- Por medio de una aplicacion de citas, contacté a un niño, mayor que yo en ese entonces para yo darle por el culo, nos citamos en el monte y termine dandole... no se sintio nada placentero ni me agradó en lo absoluto.
.- Para mis 16 años mi madre me pregunta si yo soy Gay, a lo que yo le respondo que no... ella me dice que su sueño en la vida es verme casado, con hijos una esposa y verme prosperar con mi patrimonio, que ser gay no es normal y que dios no estaria de acuerdo con ello porque el ano no fue hecho para eso... pero que si fuera asi ella me aceptaria, pero debia decírselo en ese momento. Le repeti que no soy gay.
.- Para cuando cumpli 17 busque a un señor que me enseñara a tener relaciones sexuales, el me cojio por primera vez (yo buscandolo) y me lo coji tambien en varias ocasiones... en ese entonces mi placer solo era momentaneo, no lo disfrutaba y tenia mas miedo que placer.
.- Segui en la busqueda de mi satisfaccion cuando tenia los 18 hasta los 22, en ese entonces solo habia tenido sexo con hombres y casi siempre como activo. Mi momentos variaban de entre una hora o 3 horas sin parar, pero solo terminaba si yo me masturbaba.
.-Conoci a un chavo, estudiante en la universidad, por medio de otros que ya habia conocido, en ese entonces mantenia muchas relaciones sexuales con diferentes personas. si es que 3 veces a la semana y 3 personas distintas en esas mismas. El chavo del cual hablo me dio pie a que podia yo ser gay, pero dentro de mi yo decia que era heterosexual, solo que estaba experimentando.
.- Luego, conoci en el 2014 a una chava, yo le correspondi a sus afectos e intenciones de formalizar una relacion estable y duradera. Mantuve relaciones sexuales con ella durante mas de un año 5 meses sin buscar a nadie mas fiel 100%. Despues me entere que ella buscaba en conversaciones a quien le habia quitado su virginidad, un señor, poco mayor que ella, ya casado y con hijos. Su esposa fue quien me advirtio que habia conversaciones fuertes con imagenes de ellos desnudos y que ella era quien le insistia que se vieran. La enfrente y lo nego, nos separamos por un mes.
.- Durante ese mes en mi mente volvio la idea de querer satisfacerme y busque por medio de una app de citas y resulto que me encontre con un compañero de clases de ella. Mi esposa en ese entonces mi novia y yo esudiamos la misma carrera. Con este chavo solo fue platica y una supuesta videollamada que nunca se efectuo. pero quedo grabado en las conversacion de skype.
.- Regreso con mi novia, ella me insiste en volver y la perdono. pero con los meses ella encuentra mi conversacion de facebook y de skype y las conecta y me reclama por haber buscado a alguien cuando nos separamos y que era un hombre. Le explique que tenia la curiosidad de experimentar algo, pero que no se dio y lo acepto. Para ella yo le habia contado que era un don juan con las mujeres y me la pasaba cojiendo con muchas pero no me satisfacian.
.-Con el tiempo, ella seguia revisando mis mensajes y yo le era fiel, pero quise molestarla y finji una conversacion que se subio de tono en el momento que mi amigo mando imagenes de un chavo y un pene enorme, muy real para creer que se habia tomado una foto casera. Mi en ese momento novia (si, la misma) vio mi conversacion mientras yo me bañaba... muy rapida para ser verdad... y me encaro... le repeti que me gustaria experimentar que era curiosidad y que ella entenderia el porque mi inquietud de buscar algo asi (ya le habia platicado que mis maestros me habian violado de niño, solo esa parte de la historia) ella lo entendio y me hizo prometer que jamas la engañaria, lo le prometi que nunca la engañaria con ninguna mujer. Aqui ya viviamos juntos, llevabamos 3 años de novios y un año de union libre.
.-Pasa un poco mas el tiempo, ya a los 5 años de relacion (2 de vivir juntos) y le pido matrimonio. Yo me sentia muy feliz con ella a mi lado y sentia que ella me apoyaba en cada aspecto de mi vida.
.- Deje de buscar sexo, por mas de 8 meses, pero algo en mi me desperto la hormona y volvi a buscar a un tipo por medio de un aplicacion, le conte una parte de mi historia y el me dijo que me entendia y que podia ayudarme. Me ofrecio que podia ser un poco rudo conmigo en el sexo y que con eso yo iba a liberarme.
.- Este tipo, ya estando en su departamento, me inyecto la droga llamada cristal en el ano y con la euforia yo dije muchas cosas que no olvidare jamas... entre ellas me di cuenta que no amaba a mi prometida, que solo estaba con ella por las apariencias y que no era feliz realmente. Este tipo me metio el pene de forma violenta que me hizo sangrar y doler muchisimo .. esa noche no volvi a casa, tenia marcas de una tabla marcada en mi nalga, marcas de un cinturon, estaba jadeando y sudando como loco y sobre todo me dolia mucho mi cuerpo, me habia humillado de una forma muy fuerte y tenia marcas del piso en mis puños, rodillas y en general todo mi cuerpo estaba marcado. Mi piel es clara asi que era muy notorio que algo habia pasado. Jueves en la noche paso todo esto
.- El viernes llegue al trabajo y finji que alguien me habia tirado por unas escaleras, todos me creyeron y me crei ya historia.
.- Regrese al departamento de este chavo y me volvio a maltratar de la misma forma otra vez, pero me negue y me resisti a la droga y me dijo que solo funcionaria si me drogaba asi que decidi volver a casa.
.-Ya en casa nadie noto mis marcas, por suerte mi piel sana rapido. Sino que hasta el sabado en la noche le pido a mi prometida que me compre una pomada para las hemorroides, me dolia de una forma tan fuerte que no podia caminar. Ella me obligo a mostrarle mi ano y se asusto de la forma en que estaba maltratado.
.-El domingo resuto que termine convenciendome de ir a consultar por que queria analgesicos, me operaron y termine internado por 2 semanas.
.-Termino mi recuperacion de un mes sin nada de sexo y vuelvo al trabajo.
.- Un viejo conocido con el cual nunca tuve sexo anteriormente, me contacta y accedo a verle, le di oral y el a mi y me gusto el trato amable de un hombre.
.-Al dia siguiente tuve sexo intenso con mi prometida y me gusto tanto que me senti realmente enamorado de ella y decidi que deberiamos casarnos sin lujos, que fuera por amor y no apariencias.
.-Planeamos comprar una casa, para comprar la casa que nos gusto ocupabamos casarnos. Nos casamos en una boda express por el civil.
.-Mi ahora esposa, me dice que estamos embarazados y me cae la noticia feliz y triste a la vez, yo presintiendo que es niño recuerdo lo infeliz que fui de niño y me sumerjo en un mar de anecdotas.
.-Busco la comprension de un adulto que me aconseje, pero con este terminamos teniendo sexo y resulta ser un pedofilo que quiere le presente a mi hijo para ir moldeandolo a su gusto y placer...
.-Me alejo de este señor, pero me sigue atrayendo su imagen... se parece tanto a mi maestro de matematicas...
.-Busco refugio a mis emociones en alguien de mi edad y resulta que tambien terminamos teniendo sexo fuerte pero muy emocional...( con fuerte me refiero a no tan lento a como lo hice con el señor, les recuerdo que me operaron el ano ya 8 meses atras)
.- Tenemos tantos ideales en comun este chavo y yo que termina atrayendome tanto, su voz me hace sonreir, platicar con el me hace suspirar, me siento relajado y tranquilo a su lado, siento que todo es posible y que realmente puedo ser feliz.
.- Regreso a casa y mi esposa me espera (aun embarazada, ya 5 meses) y se me acurruca y me dice que se habia preocupado por mi la noche anterior que no llegue a casa por estar con mis amigos, resulta que mi cuñada la asusto llegando golpeada a casa y mi esposa creyo que yo llegaria igual o peor por tratarse de una fiesta... Yo llegue peor, porque en mi mente ahora se nublaba con la idea de que queria el divorcio para estar con ese chavo que me hacia suspirar.
.-Pero mi esposa saca un as de la manga y me propone que me puede estimular, porque encontro un pequeño dildo que tenia para rehabilitacion por la cirugia y ella entendio completamente mi situacion. Le prospuse que yo trambien le compraria uno del tamaño de mi pene o menor para que se sintiera comoda cuando yo no estuviera y acepto (aun no los compramos).
.- La idea de que tengo a una esposa que me ha comprendido en cada etapa, que esta a mi lado, que va a ser la madre de mi hijo, que me ama de una forma tan apasionada me hace entender que yo a ella tambien la amo, porque le correspondo de muchas maneras. Solo que sexualmente estoy inseguro. No habia sentido un sentimiento hacia nadie como el que senti por ese chavo y por mi esposa anteriormente. Y me doy cuenta que es muy probable sea gay o bisexual, por mi historia, pero me siento hetero porque amo a mi esposa y la idea de no separarme de ella me hace feliz.
.- Con este chavo que me enamore de una forma fugaz, le indico que si tuviera que dejar a alguien seria a el, ya que aun no estoy seguro con mis sentimientos... y el me entiende, pero regresa al tema de querer tener sexo porque le gusto mucho... ahi entiendo que fisicamente soy atractivo, pero que nadie se ha interesado por lo que digo o pienso ni por lo que yo creo que es corrrecto mas que mi esposa.
.-Ahora estoy confundido porque apesar de haber alejado a este chavo, sigo enamorado de el, pero a la vez enamorado de mi esposa y enormemente entiernecido por mi hijo que aun viene en camino.
.- No me siento haber sido infiel antes de este chavo, con el realmente me siento culpable porque le correspondi en mente y alma a dos personas cuando siempre, atras, solo era sexo.
.- Entre las platicas que tuve con el, me hizo que me preguntara ¿Qué decisión debo tomar para ser realmente feliz?.
.- Decidi seguir con mi esposa y mi familia, el rumbo que llevo hasta el momento, pero sé que dentro de mi seguire buscando el placer de estar con un hombre y que me trate de una forma entre salvaje y dulce.
.- Con mi esposa el sexo es muy rutinario y hasta tedioso, solo una postura, si se pone interesante son dos. El sexo oral no es para nada bueno, y cuando me masturba siento que lo hace de forma brusca pero sin tacto hasta llegar a molestar. Con un hombre, me gusta que me hagan sexo oral, siento un gran placer, cuando soy activo siento que puedo ser tan rudo o suave como a mi me plazca y siento que el otro se revuelca de placer por mi. cuando penetro a mi esposa ella se pone muy caliente y le encanta mucho, pero si quiero ser mas rudo me pide que pare y solo es en una posicion, la del misionero. por lo cual me cansa la monotonia y termina por quitarme la calentura. Cuando me penetrar, siento que no hay nada mejor en el mundo (hablado de sexo), que con un movimiento certero que haga el otro puedo alcanzar el climax, pero igual, en ambos casos, con hombre o con mujer casi siempre termino masturbandome porque duro mucho o porque el otro o ella ya se cansaron.
.-Mi placer sexual llega al punto en que quisiera que ella fuese mas abierta a experimentar el placer sexual, a como un hombre me hace sentir. Y con un hombre siento que le falta el sentimiento que a mi me gustaria en la relacion.
.- Estoy realmente confundido porque siento que si pido que mi esposa me penetre la podria perder, pero si no lo hago siento que igual la podria perder si me encuentra que sigo buscando sexo con un hombre
submitted by Heterostory to sexualhealth [link] [comments]


2019.06.10 11:13 chorgox Lecturas de finde semana [Ignacio Fidanza, Ernesto Tenembaum, Eduardo Aliverti, Roberto García, Jorge Fontevecchia]

Este finde el gran tema fue la rosca tironeo entre "ventajita" y "el candidato"
Ignacio nos habla de la calma antes de la tormenta y de lo que se viene.
Disfruten el silencio Por Ignacio Fidanza
Cuando la política apaga los celulares, ajústense los cinturones, algo importante se está definiendo. Y como dicen los jugadores de Poker, si no sabes quien pierde, el que pierde sos vos.
Se entiende. El ballotage es un mundo incierto en el que Macri tiene su escenario más favorable. Sun Tzu básico, la batalla se gana antes de empezar y la gana el que elije la geografía y el tiempo más favorable para sus fuerzas.
Pero a no confundirse, el partido está abierto. Macri todavía tiene tiempo para juntar las piezas que le quedan a mano y aprovechar esa masa que repele al peronismo con la misma intensidad de quienes lo abrazan. Ahora las cosas están claras, podrá decir con alguna razón.
Ernesto por su parte nos cuenta que en muchos casos el tonto eligio salirse con la suya y los numeros lo siguieron apoyando, sera todo igual la proxima vez?
La pregunta de siempre: ¿Macri es un genio, un loco o un suicida? Por Ernesto Tenembaum
Sergio Massa empezaba a admitir que saldría tercero en las presidenciales y entonces le ofrecía a Macri un acuerdo: ser él su candidato a gobernador en la provincia. Bingo. Ese acuerdo iba a ser un empujón decisivo para ganarle a Daniel Scioli. Sin embargo, Macri se emperró: "No, no y no", dijo, como Federico en los cuentos para niños pequeños. Unos meses después, la apuesta de Macri, que poca gente entendía, terminó siendo recordada como una jugada genial.
Ese episodio quedó marcado en la historia del equipo presidencial como un hecho fundacional y dejó grabado un concepto que, una y otra vez, las figuras del oficialismo deslizan o expresan con desenfado: la resistencia a volver al kirchnerismo es tan profunda en la sociedad que el resto de las cosas que sucedan —desaguisados económicos, aumentos de la pobreza y la inflación, estrategias electorales— son hechos marginales. Al final, las cosas se ordenan y gana Macri.
Si Macri hubiera fortalecido la relación con Massa en estos años, si no hubiera aplicado los aumentos de tarifas en diciembre, si hubiera adelantado las elecciones en la provincia, si hubiera cedido su candidatura a María Eugenia Vidal, las perspectivas de los Fernández serían hoy más complicadas. Por eso: "¿está loco, es un suicida o es un genio?".
En la Casa Rosada sonríen con suficiencia. Como si no pasara nada. Al final todo se ordena. La gente no quiere volver al kirchnerismo. Hagamos lo que hagamos: al final todo se ordena. Y Macri va a ser reelecto. ¿Cuántas veces lo tenemos que demostrar?
Eduardo nos cuenta en su analisis los intentos de cambiemos en empiojar una eleccion que "se viene brava" a traves de humo que permita patear adelante el drama inminente.
El show de las operaciones Por Eduardo Aliverti
Una cantidad y esperpéntica calidad de manipulaciones, por parte de la prensa oficialista, vienen de convivir con una gran mayoría de relevamientos que indican recuperación en la imagen del Gobierno.
A partir de esos dos preceptos, Casa Rosada se embarca en el combo de a) perjudicar adversarios capaces de competirle desde el “centro” y b) refrescar el espanto a la vuelta populista.
El nigromante Jaime Durán Barba ya lo adelantó en declaraciones públicas: será el desencanto contra el miedo y lo demás importa más nada que poco.
Nada superó, sin embargo, a la movida lisérgica de Clarín, que pretendió reinstalar el caso Nisman mediante la cita de un “frenético” intercambio de llamadas entre Cristina y el ex secretario de Seguridad, Sergio Berni, en la madrugada y durante el día en que se conoció la muerte del fiscal.
Pero también es cándido suponer que el partido ya está ganado por la oposición realmente existente.
Nunca estará de sobra insistir con que Washington le hizo quemar al Fondo Monetario su manual entero, acerca de no usar la plata prestada para contener al tipo de cambio.
Mientras tanto Roberto nos cuenta las tertulias de la decision de ventajita de saltar al tren k
Macri llama a Massa por Roberto García
Sorprendía Massa con esa revelación al tiempo que les preguntaba, burlón, a sus amigos: “No sé con cuál de los celulares debo atenderlo. ¿Que les parece? ¿Le respondo con el de ‘oportunista’, título que él mismo me colgó, o con este otro, que también me atribuyó,de ‘ventajita’? Radiante con sus tribulaciones, agitaba los brazos con los celulares, como si la duda fuera física. “¿Qué le digo a Anita?”, refiriéndose a quien esperaba del otro lado de la línea, la dulce secretaria del Presidente. Un interlocutor le dijo entonces a Massa: “Contestale mañana”.
Tarde fue la gestión, quizás; Massa –al que se espera que salga del vestuario para saber si va a la playa o a Alaska– desde hacía tiempo solo objetaba al Gobierno en sus declaraciones y negociaba con el cristinismo ubicación en las listas para su gente, en particular con el vástago Máximo, quien supo admirarlo al extremo de guardar las medias usadas en el fútbol de Olivos cuando el hombre de Tigre era jefe de Gabinete. Como si se tratara de un tesoro sin olor. Tiempos en los que el joven se iniciaba, por orden de su padre, como cabeza de La Cámpora.
Se hundió entonces parte de la flota Alternativa Federal, ese núcleo que el Gobierno se empecinó en disminuir y, a último momento, cuando naufragaba, intentó rescatar. Al menos como una divisoria para la primera vuelta. No pudo, la arrogancia del odio entre las partes fue más fuerte.
por ultimo Jorge nos cuenta tras la decision de Kristy y sus consecuencias en los armados tras la negativa de Saenz
Vices por Jorge Fontevecchia
Dada la cortedad oratoria de Macri y la importancia que tiene en la fórmula de Alberto Fernández Cristina Kirchner, el verdadero debate podría ser el que protagonizaran los vicepresidentes si Cambiemos decidiera colocar en su fórmula acompañando a Macri a alguien con experiencia en la vida pública, peso político propio y, también, buen orador.
Pocas personas tienen las credenciales políticas y la autoridad moral de Ernesto Sanz para llevar adelante esa tarea. Primero porque Cambiemos fue principalmente su obra al cargarse al hombro la verdaderamente difícil convención radical de 2015 en Gualeguaychú, donde las voluntades a favor de Macri eran menos: 184 a favor y 113 en contra en 2015, mientras que en 2019 fueron 261 a favor y 14 en contra, además de 29 que se retiraron en protesta o ausentes.
Un debate de candidatos a vicepresidente entre Cristina Kirchner y Ernesto Sanz realmente valdría la pena; además, seguramente, la soberbia de la ex presidenta le impediría rechazar ese desafío si le fuera planteado. Pero para ello primero tendrían que tener éxito quienes creen que todavía pueden convencer a Ernesto Sanz de que revea su decisión y apuestan, una vez confirmada la alianza de Massa con el kirchnerismo, a hacer un último intento sobre Sanz apelando a la necesidad patriótica de contar nuevamente con su colaboración para que no progrese lo que él mismo extirpó.
submitted by chorgox to Republica_Argentina [link] [comments]


2018.08.15 06:28 augustetlebientot El porque de este ¿blog?

Mi intencion al construir esta suerte de espacio literario era pues, la de crear una cosmogonia, un preambulo de la publicacion de mi primera novela, El mundo se esta desvaneciendo (aka The World is Fading Out). Mi banda, La sociedad de los poetas muertos (En abreviaturas L.S.P.M.), era solo un eco de un hombre desquiciado y moribundo, y lo que un dia fue un sueño lleno de glorias, se transformo en la mas tragica de las pesadillas. Acompañenme a continuacion a ver los acontecimientos en mi bitacora desde el momento en el que se creo este espacio, la banda, y pulsares mucho mas lejanos...
Domingo 12 de agosto del 2018, un dia despues del eclipse. Inicie mi viaje rumbo a la tal vez nada, al vacio inconmensurable, o quien sabe, tal vez encuentre algo significativo, ningun ser humano posee la verdad y solo es dueño de un parcializado punto de vista.
El primer poema del libro, pues iba a publicar un libro de poemas previo a la novela, citaba mas o menos asi:
De las fabulas previas a una sublime catatonia:
Un niño nos ha nacido
Y alegrara nuestros corazones para siempre
Nos llenara de gozo
Y nos traera paz y reposo
Alegrara la dulce tragedia que es vivir
Sanara los abismos de la luna
Y con su poder le devolvera el brillo al sol
Quitara el oxido de nuestros resecos labios
Y de nuestras palabras disipara todo el dolor
De esta rigida larga noche llena de penurias
Quitara el terror
Y de eternos letargos que al final fueron pasajeros
Espero les guste, queridos amantes de la noche, supervivientes del dia y sus penurias. Mi unico proposito es de que el arte retome su oxidada copa llena de gloria y se yerga magnanimo una vez mas
El segundo cita asi y sucesivamente, el tercero, el cuarto segun vayan apareciendo
(II)...
Una lagrima cae una y otra vez a la nada
Las cosas que te hicieron tan feliz antaño
Se estan desvaneciendo frente a tus ojos
Ya no sabes si vas a volver o no
Y perdiste por completo las ganas de luchar
Y no puedes hacer nada
Para evitar que eso suceda
(III)...
El espiritu de aque cancion te embriago nuevamente
Y es inutil resistirte a tan vasto naufragio del alma
No puedes contener tu gozo
No puedes hacer nada para remediarlo
Por primera vez despues de muchas lunas
Eres realmente feliz
(IV)...
Es en vano esperarte
Pues se que no vendras
Es como bailar un vals
En dos cuartos separados
(V)...
Nunca me he sentido comodo en casa
Es como si se tratara
De una nave viajando hacie el olvido
Y yo espero mi turno
Mirando la television
(VI)
Mi mente
Despliega sus alas
Una vez mas
Y soy libre
Para irme hacia el infinito
La vida es una espejismo
En la pantalla de un cine
Sin poses absurdas
Sin simulacros
Vi caer tu nombre
Al cerrar mis ojos
(VII)
The homeless thought of men
Life is so fragile
Like the most beautiful poem
From beggining to end
The tears scream
Running down your face
Youve lost something forever
And you can not replace it
You feel tired
And you cant sleep
And you think for a second
To yourself
If life could be stopped for a second
And stuck in reverse
To heal her and recover it
(VIII)
Los oscuros lentes de aquel sujeto
Relucen esta noche
En su gabardina lleva el fraude
Y en sus zapatos el desprecio y la cobardia
La codicia lo sedujo cuando era joven
Y vendio su alma por un poco de poder
Sediento, enajenado
Susurra para si
Que la venganza es la fortaleza de los cobardes
Que gobiernan el mundo desde las sombras
(IX)
De lo inutiles que son todos los calmantes:
Esto es demasiado
Ya probe tu ultima dosis
Y no me calma el dolor
Me estoy volviendo cada dia mas loco
Se esta volviendo realidad
Mi mayor temor
El terror me invade
Como el eco de un susurro en la penumbra
El ocaso de mi alma se avecina
Y no puedo hacer nada para detenerlo
Busco algun mensaje de ayuda
Entre las lineas de tus labios
Pero estas tan lejos
Desde hace tiempo que nos separamos
Y nos hacemos mas daño estando juntos
Que tomando cada uno su lado
(X)
Dedicada a los rinoceros y otras grandes victimas de la lujuria por el poder que tenemos todos los seres humanos
Suena un eco en la tierra
Son las memorias de sus hijos
Reclamandonos la sangre de estos
Cuando se acabaran finalmente
Las lagrimas de los inocentes
En este mundo
Desgraciadamente no hay lugar para ellos
Hasta hace unas horas
Pensaba que los buenos morian viejos y en paz
Pero con su muerte el odio me ha demostrado lo contrario
La vida es tan fragil
Como el sonar de una estrella en el infinito
Como el palpitar del corazon de un bebe
(XI)
Su sangre nunca se marchitara
En este diluvio infernal
Es nuestra unica redencion
No puedo dormir
Cuando cierror los ojos
Veo estatuas de cera
Llorando su vida lugubre
La ciudad toda
Parece un museo sangriento
Y yo muero entre las telarañas
De oscuros reflejos
(XII)
This is the anthem for the fallen
This is the door all the way
Through the landscapes of darkness
Salvation was never close
Redemption was just an illusion
(XIII)
They shut you up
They shut you up
Now your voice
Its just an echo
Of that you were
Years ago
The cell has changed you for bad
The shadows around you
Drained your soul
And the darkness
Slowly
Is becoming you
I lost you
I lost you forever
And God only knows
When ill see you again
Again without a silverspoon
In my soul
Get away from me she said
I dont know if i ever want
To see you again
I forgot everything
And now she wants to forget me as well
I just want to forget
My body
My mind
And my soul
Las lineas han cambiado de forma
Una vez mas
Y nos movemos en espiral
Hacia la cupula de nuestra catedral
Nuestra catedral de cristal
Veo muchas siluetas a mi alrededor
Moviendose con soltura
Delante de mi
y son hermosas
Y son tan hermosas
Pero no hablan
Y yo solo puedo adivinar
Lo que entre ellas dicen en murmullos
No existes
No existes
Para nosotros
No existes
Canto con la luna
A mi alrededor
Mientras ellos me miran
Indiferentes una vez mas
El se entrego al placer de una luna roja
Sobre un mar lleno de almas
Obsesionadas con el sol
Vidas enteras
Buscando algo que hacer
Nos llenamos del extasis mas pleno
Tu presencia es mi pesadilla mas hermosa
Y de la que nunca quiero despertar
Veo aquella dimension
Donde los pendulos del tiempo
Se oxidan y caen
Una luz los redime
Una luz los embriaga
Estoy desafiando aquella mentira
Que nos hizo caer
Y a cada segundo estamos
El uno mas cerca del otro
Al final
Soy un vil profanador
Y mi unica obsesion
Es buscar siempre tenerte
Ella ya no puede percibirme
Fue victima de mis lamentos
Ya no percibe el pulso de las cosas
Se abre mi celda
Y soy libre al fin
Todo el karma se quita
Sumergiendo tu ser en agua
Estoy enefermo en el alma
Y ya nada puede aturdirme
Mi corazon siempre me delata
Ya nada puede impedir
Que alcance tu fragilidad
MI nueva victima
Eres tu
Presa de aquel murmullo
El ritual te hio añicos
En un altar lleno de enigmas
El silencio es nuestro meor amigo
Soliamos encontrarnos en cualquier lugar
Sielo inmiscuirme
En tu lado mas personal
Fin del dia 1
submitted by augustetlebientot to u/augustetlebientot [link] [comments]


2018.06.08 14:39 ImViTo Vivir en Caracas es como jugar Buscaminas. Por Ivan Zambrano

Vivir en Caracas es como jugar Buscaminas. Nunca sabes dónde te va a estallar el tablero, la ciudad. Ese día fue en la entrada de José Félix Ribas (Petare), uno de los barrios más peligrosos de una de las ciudades más peligrosas del mundo. Un caucho se le espichó al mototaxista que me estaba llevando al barrio 24 de Marzo, el lugar en el que Chino y Nacho habían grabado el videoclip de “Me voy enamorando”. A diferencia de ellos, yo andaba sin escoltas y sin equipo de producción. Libreta en mano, un bolígrafo terco y un estómago refunfuñando por almuerzo, iba dispuesto a escribir una nota para El Nacional acerca de ese punto ciego de la ciudad que dos estrellas del reggaetón pusieron en el mapa. Ya el barrio 24 de Marzo no solo aparecería en las páginas de sucesos, sino también en las de espectáculos. Eso, si lograba llegar. El hambre se me quitó cuando nos accidentamos en la boca del lobo. Como suele pasar en esos casos de riesgo extremo, yo entré en una calma envidiable para cualquier aprendiz de profesor de yoga de Los Palos Grandes. Mientras el motorizado remendaba el caucho como podía y yo cuadraba cómo llegar a la pauta, se nos paró una Bera vinotinto al lado. Yo confié en que tigre no come tigre y que entre colegas motorizados no se iban a malograr. -¿Para dónde vas, chamo?- me preguntó el tipo cuya mirada no me dejaba adivinar si era héroe o villano. -Al 24 de Marzo, pana- le contesté metido en personaje. -¿Qué hora es?- y ahí dije “este quiere el reloj”. Solo a mí se me ocurría sacar el Casio ese día. En lo que me lo estoy quitando me pone cara de confusión. -No, viejo. Dame la hora para ver si me da chance de llevarte, que tengo que estar a las 2 en Agua Salud. Yo salí de la hipnosis paranoica. -Las 12:45, pana. -Vente, pues. Preferí que nos devolviéramos a la sede de El Nacional y repautar la cita con los vecinos del barrio que iba a entrevistar. Cuando me bajé de la moto y le iba a pagar al tipo, descubrí que el Karma estaba juguetón ese día: se me había caído el efectivo (sí, había efectivo todavía) porque lo cargaba en el bolsillo de atrás. No había terminado de pasar el susto de quedar como un mala paga, cuando el motorizado me dice: -Dame el celular. -¿Cómo? -Que me des el celular- cuando me dispongo a sacar mi S3 Mini del bolsillo, el tipo interrumpe. -El número de celular, pana. Te paso los datos y me transfieres. El Buscaminas no reventó de nuevo ese día y registré a “Armando Mototaxi” (nombre ficticio) en el celular. Desde ese día, Armando siempre está a un “epa” de distancia. Se convirtió en mi mototaxista de confianza, el que me acompañaba a Coche, a Altamira, La Candelaria, El Cafetal, Palo Verde, Mariche y todas las vocales de Caracas. El que me pegó el “mano” y el “beta”. El cómplice con el que recorro desde hace 3 años una ciudad con costras de asfalto, cicatrices y heridas abiertas e infectadas de chavismo. Ser el parrillero de la moto te da cierta paz porque el caos se ve borroso a 120 kilómetros por hora. Las colas fuera del mercado se ven más cortas, los basureros no parecen cafetines de la miseria. Todo te pasa por los lados sin tener que moverte.
La semana pasada la moto Bera vinotinto no estaba estacionada en su puesto. En su lugar había un par de palomas picoteando migajas de pan sobre la acera. Ya eran casi las 9:30 de la mañana y yo todavìa no habìa podido salir a la oficina por estar esperando a Armando, el único mototaxista de la zona que entendía el problema de la escasez de efectivo y aceptaba transferencias en bancarias. “Si es de Banesco a Banesco, yo también la acepto, mano”, me contestó Adonay. ”Pero no te vayas a lacrear. Deposítame antes de las 5:00 pm que voy a ver si completo para comprar unos verdes”. Mototaxistas dolarizados y con poder adquisitivo. Siempre sospeché que se convertirían en los amos de la ciudad. Yo tenía que ir a la oficina, probablemente a ganar en un mes lo que se hace Adonay en un día. El título universitario no pasa por el punto de venta. El moto-santero no había terminado de encender la moto cuando ya yo estaba montado en la parillera. Grave error. Se oyó un frenazo en seco detrás de nosotros y se bajó Armando de la Bera vinotinto. “¿De verdad te vas a ir con él?”, me dijo con dolor y arrechera. La escena parecía de telenovela urbana. Faltaba que dejara caer el casco en cámara lenta y que el sonido del choque contra el asfalto fuera la onomatopeya de su corazón roto. “¿Por qué no me llamaste?”, siguió la pataleta. Los compañeros de la cooperativa estallaron en carcajadas de Radio Rochela con aquel ataque de celos.”Ja weno”, dijeron en coro los motorizados.Yo lo miré con cara de confusión, más una sonrisa de “¿qué-coño-está-pasando?”. No me quise arriesgar. No quería averiguar cómo podría ser la venganza de un mototaxista que se sintió traicionado porque me fui con otro. Pero él tiene que saber que yo no creo en la “motogamia”. Bajé la guardia. -¿Ya comiste? -No, rey. -Toma. De la bolsa de plástico finita y azul saqué una arepa con tortilla de salchichón que hizo mi mamà. Los chalequeadores se quedaron mudos mientras le lambuceaban la arepa a Armando. -Gracias, papi. -Marico, deja de llamarme de distinta forma cada vez que respondes. -Papá, es que no recuerdo tu nombre. -Qué bolas, Armando. Iván. -Ja Weno. Tú no te debes saber mi apellido. -Claro que sì me lo sé. -Seguro me tienes guardado que si “Armando Mototaxi” -Deja la mariquera. Tú me avisas si vamos a darnos los besos, pa’ cepillarme.
Todo era en broma…
-Pa’ que tu veas que no hay culebra, te acepto la arepa como pago y te dejo al frente al Cubo Negro en menos de 5 minutos. -Armando, no vayas a ir corriendo. Que uno te dice que anda apurado y activas el teletransportador de la moto. Uno llega hediondo a gasolina. -JAJAJAJA Yo te presto un perfume de “Dolchegavana” que cargo en el koala si te vienes conmigo, pues. -Plomo-
Estuvo callado todo el camino. El silencio era tan frío como la brisa que te cachetea en plena autopista, lugar favorito para que Armando inicie una conversación y no se le entienda nada. -Voy an dsdjfsjgdf -¿Cómo? -Vferggrhtyh -No te escucho, hay mucho viento.
Por fin, llegamos…
-¿Te busco a las 5:00 de la tarde? -Dale. ¿La carrera de regreso en cuánto sale? -Pa’ tu casa te sale igual en 250. Pero si vas para Campo Claro a comer arepa frita conmigo, te sale gratis. -Te digo que sí de una porque estás involucrando comida.
A las 5 me estaba esperando con sus lentes tipo Ray-ban tapa amarilla y mi casco en la mano. Llegamos al local de arepas fritas (recomendadísimo) .Yo pedí una de carne mechada y él una reina pepeada. -Están burda de buenas esas bichas- le dije. -No tan buena como la arepa que me hizo la suegra- Me soltó.
Yo quedé con el mordisco a mitad de camino.
-Ay, Armando. ¿Tú eres marico? -Viste que no te sabes mi apellido. Yo soy Armando Ramírez*, “Cara e’ curda” ¿te acuerdas?. Yo estudié bachillerato contigo en el Dulce Nombre de Jesús y te chalequeba porque eras burda de pato. - Y ahora el que nada en la laguna eres tú. Muchacho marico- le contestè. -Mano, disculpa los malos ratos. De verdad me ponìa chimbo. No te dije que era yo cuando te hice la primera carrera por eso. Aunque tú me transferiste y ni cuenta de diste. -Tranquilo, Armando.Yo ni me acordaba de eso. ¿Tu familia está clara? -Mano. Yo vivo en casa de mi tía y mi primo es CICPC.¿Tú sabes el beta que revienta en el rancho si se enteran que me gustan los tipos? A los maricos del barrio los tienen a monte. -¿Qué difícil, no? Cargar ese peso, esa doble vida. Yo era igual que tú, solo que yo si era burda de mariquito y se me “notaba”. Y fíjate que tú te la has dado de malo conmigo, porque te rechazabas a ti mismo. -Esta vaina no juega carrito. Yo creía que se me iba a pasar, pero no. ¿No hay tratamiento hormonal o algo para quedarse siendo tipo? -Armando, los maricos también somos tipos. ¿Tú quieres ser mujer?. -No. La pinga. Sería burda de fea. Prefiero quedarme con mi pipí que así cojo más. -¿Y a quién te agarraste tú? -A Orlandito. ¿Tas claro? -¿Orlandito también es gay? -Coño, pero no le digas que lo sapié. -Qué fuerte jajajajaja -Pero ahora voy por un flaco que le gusta comer en Arturo’s.
Le contesté en seco: -Armando. Te lo digo claro. Yo no te meto a ti ni con güevo prestado. Mosca si me estás echando los perros, porque les escondo la Perrarina. -jajajaja qué becerro. ¿Panas, pues? -Panas somos. -Y maricos también. -Verga. Tú más que yo. Definitivamente.
Nos reímos: -Solo te diré que te sinceres lo antes posible. La vida es corta, y en Caracas aún más. -Acá literalmente vivimos como perros. -Y por eso calculamos los años como años de perros.
Durante el viaje se puso intenso. -Qué loco que en realidad se llama Santiago. Yo creì que era mujer. -¿Quién? -Caracas. -¡Ey!¡Más respeto! Santiago de León de Caracas.
Vivir en Caracas es como jugar Buscaminas. Te explotan realidades en la cara cuando menos te lo esperas. Los huecos sigilosos, el asfalto levantado, los semáforos dañados, los postes ciegos, el viento hediondo a nostalgia, a suspiro de llanero enamorado, la humedad del llanto de una madre en Maiquetía. Caracas, el reino de la empanada de carne mechada y de la arepa frita con hueco. La ciudad marica-homofóbica. La tarima de tierra en la que nació una historia de amor unidireccional frustrada por mí. La Caracas con cara de mujer bonita. La Caracas con la espalda del Ávila. La ciudad transgénero. La aldea que te termina sacando del closet (de todos), una y otra vez.
submitted by ImViTo to vzla [link] [comments]


2017.07.07 04:40 Shiny_Crobat Me enamoré de ti.

Me enamoré de ti. Me enamoré de tu idioma, tu cultura. Me enamoré de tus amigos y cómo los querías. Me enamoré de tu entorno y de cómo te mantenías ordenado. Me enamoré de tu comida, de tus dulces, de tus besos y de tus caricias. Me enamoré de ti, de tu esencia, de tu aroma, de tu sonrisa y de tu cariño. Me enamoré del tiempo que estuvimos juntos, un año y dos meses que aprecio como un codiciado tesoro. Me enamoré de ti.
Hace ya casi 3 meses que no estamos juntos. Desde que comencé a amarme más a mí que a ti fue que nuestra relación comenzó a caer. Ese día lo recuerdo como si fuera ayer. Lo que menos necesitaba era estrés. Sólo quería decirte lo que pensaba. Me enamoré de tu forma manipuladora de manejar a las personas y a las situaciones pero más me enamoré de mí.
Ahora que he estado soltero un tiempo, siento que estoy saliendo conmigo mismo. Siento que una relación no es lo mío pero me voy a dar una oportunidad. Estoy saliendo a citas conmigo mismo. Conociéndome y preguntándome cosas para acercarme más a mí mismo. Y estoy feliz que sea de ese modo. Contigo aprendí muchísimas cosas y me enamoré de eso. Cada vez que descubría algo nuevo de mí gracias a ti, me sentía muy bien por haberlo descubierto y por compartirlo contigo.
Siempre decías que tú ponías más en la relación que yo, y yo te decía que no es cierto. Que no entendías que yo ponía lo mejor de mí en la relación, solo que a mi manera. De todas formas ponía lo mejor de mí. Y tú no entendías eso. Me enamoré de tu inconsciencia. Siempre tenías la razón y no hay nadie que pueda cambiar lo que pensabas. Ésa era una de tus mayores debilidades y de tus mayores virtudes irónicamente.
Ese día que te dije que reflexiones tu forma de ser y actuar porque no iba a tolerar ese comportamiento hacia mí no quería cortar contigo. Al contrario, quería acercarme más a ti. Quería que nuestros lazos se hicieran más fuertes. Y tú no lo permitiste, tu orgullo me apartó y me pisoteó. Le tengo miedo a ese orgullo tuyo. Es algo tan ajeno a ti que te torna en una persona completamente diferente a quién conocí. Te llenas de veneno y lo escupes como una víbora y haces daño. El siguiente día tu orgullo seguía apoderado de ti y sentí que cuando nos vimos, hablamos y me entregaste mis cosas, tu orgullo me golpeaba, me tiraba al piso y me pateaba algunas veces. Claro que mantuve la compostura contigo pero al llegar a casa me sentí devastado.
Justo necesitaba menos estrés en mi vida y lo que tú me causaste fue precisamente eso. Siento que fue como tu acto final hacia mí, como una venganza inconsciente y tan propia de ti. Ni muchas golosinas ni regalos van a poder reparar el daño que me causaste ése día.
La verdad, a pesar de todo, ahora que ha pasado un tiempo me siento bien y me siento agradecido que haya terminado nuestra relación. Por ahí alguien me dijo que no me merecías y eso quiero llegar a creer. Tú sabes, mis inseguridades no me lo permiten pero la idea es tentadora.
Te agradezco tanto por haberme enseñado tantas cosas de ti, de una relación y más importante de mí. Sé que el presente puede verse atormentado, oscuro y frío pero estoy seguro que el futuro se ve calmado, cálido y lleno de luz y vida. Te deseo lo mejor y sé que lo sabes. Sé que vas a encontrar a la persona que buscas y que quiera lo mismo que tú buscas. Ahora que no estamos juntos he tenido encuentros con otros hombres, lo cual me ha ayudado mucho a aliviar el dolor de lo que quedó de nuestra relación. Me ayudó a sentirme mejor conmigo mismo. A sentirme más guapo y sexy. No te voy a olvidar nunca pero el tiempo va sanar las cicatrices mentales que me quedaron. Y a eso aspiro. Quiero conocer más hombres, más gente, más experiencias, más lugares y al hombre más importante de todos: a mí. Quiero enamorarme de la forma que estuve enamorado de ti. Quiero encontrar ése amor que te tuve, en mí.
Quiero enamorarme de mi idioma, de mi cultura, de mis amigos, de mi comida, de mi cuerpo, de mis logros, de mis inseguridades, de mi esencia, de mi sonrisa y del cariño que tengo para dar. Me enamoro de mí poco a poco y eso me pone muy feliz. Aunque hay días que no salgo de mi casa por depresión, y que no hago nada productivo y eso solo me lleve a un círculo vicioso de tristeza, sé que estoy enamorándome de mi. Y eso me pone muy feliz y orgulloso. Ése mismo orgullo que tú tanto apreciabas en ti quiero encontrarlo en mí. Y quiero tomarlo y hacerlo algo tan mío que no se llene de veneno y haga daño. Quiero que me llene de fuerza de voluntad y poder. Quiero que me impulse a salir adelante y tornar algo tan feo en algo muy hermoso. Y te agradezco finalmente por introducirme al orgullo. Siempre he visto el orgullo como una debilidad pero ahora creo que precisamente eso me falta forjar para tener una gran fortaleza.
Gracias Jesús.
submitted by Shiny_Crobat to UnsentLetters [link] [comments]


2016.04.15 19:27 Cuervo09 Construcción de la realidad.

Colección: Realidad ingenua. Escrito #1 12/1/2016
Cassandra volteo de manera brusca cuando se sorprendió a si misma con su propio reflejo en el espejo. Se acercó al espejo cautelosamente y lo inspecciono de lejos con la intención de asegurarse que el espejo no se encontrara encantado o embrujado. El espejo era grande y rectangular, se podía apreciar desde una palma arriba de sus rodillas hasta el tope de su cabeza, un marco marrón oscuro bordeaba el gran espejo y este se unía a dos mesitas empotradas en la pared; decoradas con el mismo patrón que la pared que se reflejaba en el espejo, dando una extraña ilusión óptica.
Se acercó al espejo hasta quedar muy próxima a él, se miró a ella misma y comenzando en sus ojos contemplo el arduo trabajo de tallado y esculpido que la madre naturaleza había realizado sobre ella. Pasado unos momentos, se percató de la extraña ilusión óptica que las paredes de aquel cuarto de motel hacían con el espejo y los muebles en la pared. Miro a través del espejo la cama medio desarreglada, solo un poco arrugada de la esquina y las almohadas estaban en el piso, pensó en cómo habían llegado y recordó un poco que fue lo que había pasado hacia no mucho esa misma tarde de otoño. Acabado de recordar, paso su mirada a la ropa que había sido arrojada sin cuidado al suelo, sin darse cuenta como, llego al pequeño montón de ropa, se acuclillo y tomo una prenda; se la llevo a la nariz y la olio con decisión. Su blusa ya no olía al perfume que había comprado el fin de semana, gasto un tercio de su paga semanal en él, volvió a oler su blusa mientras pensaba en que iría a reclamar al lugar donde compro ese perfume, permaneció acuclillada y con la prenda pegad al rostro mientras imaginaba como el reclamo por el perfume barato escala a una discusión acalorada que desembocaba en una pelea encarnizada entre ella y la vendedora para luego ser atacada por todas las demás vendedoras, cuando pensaba que ella iba a ser derrotada, entraría su novio de manera heroica y vencería a las vendedoras malvadas, sin golpearlas, para después recogerla a ella del suelo y llevarla al altar dorado de la catedral del pueblo y casarse ahí, paras así vivir en una enorme casa blanca y tener muchos hijos.
Aquella hermosa y perfecta fantasía fue rota por un ruido en el baño que la hizo volver a la realidad, por un momento se asustó al escuchar ese ruido pues pensó que se encontraba sola, luego recordó donde estaba y con quien estaba. En un motel y con su novio. Tomo el resto de la ropa y la puso sobre la mesita que se encontraba empotrada en la pared a la izquierda de la cama. Tomo su bolso y lo puso sobre la cama y se sentó frente a él. Volvió a pensar en donde estaba y con quien estaba, le resultaba obvio que se encontrara en el motel, pues si era culpa del, de su novio. Dudo en meter la mano al gran bolso negro, desistió un poco pero la final la introdujo, solo que no tomo nada ni la busco, solo la puso ahí, en su bolso. Escucho otro ruido, volteo en dirección general hacia el baño, que se encontraba a la derecha de la cama o al fondo si se veía desde la puerta de la cochera y comenzó a pensar, en por que seguía con él. –“heme aquí”- pensó ella, -“tengo 24 años y aún me escondo para tener sexo y divertirme un rato.-“ volteo al cenicero e inspecciono que tanto había quedado del pequeño porro que habían forjado, volvió su mirada hacia la bolsa y una vez más comenzó a pensar en por que se encontraba ahí, en por que aún seguía con él, pensó en todos los buenos momentos que han pasado juntos, las vacaciones, los viajes, las comidas, pero con cada recuerdo que le traía una sonrisa aparecía uno o dos recuerdos que le habían regalado una o dos noches de llanto incontrolable al principio, luego solo fueron sollozos para pasar a ser solo noches intranquilas que la remetían a pensar en que es lo que hacía y a donde iba. Por fin tomo sin mucho interés aquello que buscaba en su bolso, saco una pequeña y delgada bolsa de plástico y de ella saco un conjunto de ropa interior hecha de una tela delgada y muy transparente, la tela era algo rasposa y seca al tacto, era visible que estaba hecha de material barato. Barato.-“ Por qué no me sorprende?”- recordó todas esas veces que se tuvo que conformar con algo barato o algo de poco valor, no es que quisieras cosas costosas o lujosas, solo quería sentir que era especial una que otra vez, contemplo el trozo de tela, se levantó de la cama y tomo el cenicero, levanto el porro con la misma mano que sostenía aquella delgada y frágil tela, recogió el encendedor de la mesa en la pared y prendió el cigarrillo, aspiro bastante humo, se inclinó un poco y puso el encendedor junto con el cigarrillo dentro del cenicero de metal. Camino hacia el espejo, se paró firmemente frente al espejo, soltó el humo y como antes, comenzó a mirar su cuerpo, primero criticando sus imperfecciones, una mancha en la piel, una arruga por allá y otra por acá, paso un rato buscando y recordando cómo es que se había hecho aquella arruga, mancha o marca en su cuerpo, de pronto llego a una marca poco común y muy peculiar, tardo un poco en reconocerla. Paso su dedo índice sobe la cicatriz que tenía sobre la pierna izquierda, acomodo su mano de una manera rara, la volteo para poder ver su palma y en ese momento sintió un deja va, seguido de una extraña sensación en su cabeza, se incorporó despacio y miro en sin prestar atención en algún punto en particular su cuerpo, abrió los brazos y junto los pies hasta formar una extraña y rechoncha cruz, se vio en el espejo y la tenue luz que las pequeñas lámparas despedía le daban un aspecto siniestro, se miró un poco más, corrigió su postura y colgó un poco la cabeza y pensó que ella podría ser una buena personificación de Jesucristo, acto seguido bajo los brazos y de disculpo de manera rápida por haber blasfemado de aquella manera.
Bajo la mirada y esta vez miro la cicatriz directamente en su pierna, la repaso con sus dedos y el deja va se volvió un recuerdo que evoco a una etapa de su vida que ya no recordaba o si la recordaba era porque volvía a ella. Por un pequeño momento que aun así le pareció demasiado largo, recordó aquella vez que corto de más, que por un momento pensó que iba a morir y no sabía que le asustaba más: el estar feliz porque al fin iba a poder dormir sin preocupaciones o pensar en que en verdad esa vez iba morir. Termino de recordar con tristeza, intento pensar en algo que la animara y volteo al cuarto para buscar algo y al no encontrarlo se dijo a si misma –“por qué no me morí esa vez, de saber cómo iba a terminar…-“y se disculpó de inmediato por haber pensado en eso. Volvió a intentar pensar en algo positivo de su día pero no encontró nada, se preguntó si estaba siendo pesimista o si en verdad no había nada en su día por lo cual estar feliz.
Tomo la ropa interior de tela fea y comenzó a vestirse, se estaba incorporando para subir la parte inferior de su juego de lencería cuando encontró una pequeña cicatriz con relieve y que había hecho cambiar el color de la piel de la zona cercana a ella, en su mano derecha. La miro con interés y recordó cuando se cortó con un cuchillo muy afilado, pero que él, su novio, le había ayudado a curarla y él había terminado la comida y que al final a pesar de haberse lastimado de manera grave, resulto ser un buen día por que ella había ayudado y consentido demasiado. De pronto comenzó a recordar muchas otras cosas más, como el día que él se salió del trabajo para ir por ella a otro lado o el día que él no fue con sus amigos para perderla llevar y recoger de otro lugar donde se encontraba ella, o el día que se enfermó por que se mojó tanto por que le presto su chamarra porque ella no quiso llevar la suya porque no le quiso hacer caso y llevar una chamarra porque iba a llover, o el día que la llevo por primera vez de vacaciones y muchas otras ocasiones donde ella afirmaba que esas fueron las razones por las cuales se enamoró de él.
Escucho otro ruido en el baño y una vez más pensó en que hacía con su vida, a donde se dirigía. Comenzó a estirar la ropa sin interés y sin prestar atención hasta que se hizo una pequeña fractura cerca de una costura y recordó todas aquellas veces que su corazón se había roto por culpa de él, la primera vez que le grito, el día que andaba de mal humor y se enojó y se pelearon en público. El día que encontró mensajes de otra mujer en su celular, la vez que se embriago y la dejo en una fiesta, o la vez que le desprecio una comida que tardo toda la mañana preparando. No se percató en que momento camino hasta la cama, se sentó y vio que se encontraba puesto a medias su conjunto, termino de vestirse y una vez se acercó al espejo, se acomodó lo que se tenía que acomodar, se arregló el cabello, pensó en llevarlo recogido pero decidió dejarlo suelto. Se retiró del espejo para ir a su bolsa y tomar un colorete, regreso al espejo, se miró y pinto sus labios con cuidado, intentando seguir la curvatura natural de los mismos. Se miró al espejo y decidió que se veía bien, se aproximó a su bolso que se encontraba en la cama y pensó en sí debería ponerse los zapatos de tacón alto que llevaba pero decidió en no hacerlo, no quería que se fueran a maltratar con el agua del jacuzzi del baño. Se acercó al espejo una vez más, se plantó de frente separo un poco los pies, puso sus manos en su cintura y se observó de cuerpo entero por primera vez. –“pues si no estoy tan madreada.”- pensó la afligida y morena muchacha, dio media vuelta y se aseguró que todo estuviera en su lugar. Camino hasta la cama y siguió pensando en que hacia ahí, con esa ropa barata y de tan mal gusto puesta. –“no esta tan mal”- dijo en voz alta. Recorrió el cuarto con su mirada como si buscase algo que le diera la razón a sus pensamientos, se levantó sin ánimo y recogió lo que ella supuso correctamente que era la ropa de su novio. La arrojo hasta la mesa donde se encontraba la ropa de ella y volvió a sentarse en la cama pero pronto se acomodó y se recostó. Continuaba dándole vueltas en su cabeza al tema que ya había discutido consigo misma y con algunas de sus amigas, intentaba repasar lo que ellas le habían dicho pero no recordaba todo del todo, recordaba frases o algunas palabras, no sabía si debía a su mala memoria o que simplemente estaba pacheca. Verdaderamente no sabía que hacer o cómo actuar, desde hacía algún tiempo que ella no se sentía segura en la relación, no es que hubiese otro ni nada por el estilo, era solo que el ya no era como antes, ella percibía que habían caído en una rutina, tal día se veían, el otro iban al cine, el otro a comer o cenar y el fin de semana: follaban. No es que ella quisiera algo mejor, solo quería que la relación volviera a ese punto donde todo se sentía espontaneo, casi mágico. Ella se lo había mencionado a él, hacía ya también algún tiempo pero nada había cambiado o habían cambiado para mal, se habían distanciado un poco, hablaban menos. No sospechaba que existiera otra, el, su novio, no tenía tanto tiempo libre o dinero como para mantener una segunda relación.
Ella creía realmente en que habían caído en una rutina, que todo era cuestión de hacer cosas diferentes, -“como hoy”- se dijo a sí misma. Que se suponía que había comprado ese conjunto para aviar un poco mas la llama, que no es que fuera necesario, pero quería hacer algo dieferente, -“quizá podría bailarle algo”- dijo en voz alta. Se percató que movía los pies en un tono más animado, se incorporó y se levantó de la cama, saco un pequeña charola de plástico de una bolsa más grande y puso sobre ella una variedad de botanas saladas y dulces. La puso sobre la cama y se aproximó una última vez al espejo para peinarse, arreglarse y acomodarse lo que se tuviera que peinar, arreglar y acomodar. Miro el reflejo del cuarto en el espejo, paso su mirada por la charola de botana y luego recorrió el cuarto, aun buscando alguna respuesta. Camino hasta la cama y tomo un cacahuete salado, se lo metió a la boca y mastico lentamente mientras se volvía a sentar en la cama. Pensó en si estaba haciendo lo correcto, se levantó con desespero al no poder tomar una decisión, camino hasta donde se encontraba su bolsa, la tomo y metió su mano derecha para buscar su celular. Saco su celular y pensó en llamar a su mejor amiga, luego recordó que ella aun no salía del trabajo; comenzó a vagar por los contenidos de su celular como si este pudiera albergar una respuesta, se encontró con fotos y canciones que ya no recordaba. De pronto llego a una foto que tenía mucho que no veía. Era una foto de ella y el en la feria, una de sus primeras citas, aun en esa foto se podía percibir que algo no estaba bien con él, no sabía si era la sonrisa de él que de alguna manera y sin saber por qué no parecía normal, pero tampoco forzada, quizá solo su rostro no tenía una manera de sonreír. Recorrió el rostro de su novio con atención, intento registrar cada detalle que notaba extraño en esa foto; busco una foto más reciente y al comparar los detalles que encontró que la expresión era la misma, busco otra foto y encontró lo mismo. –“quizá solo sale raro en las fotos-“Regreso a la foto de la feria y recordó lo bien que se la habían pasado ese día, recordó el oso de peluche que el gano para ella en un jueguito de tiro al blanco.
Dejo el celular en su bolso y se llevó las manos al rostro, no sabía qué hacer, se encontraba perdida. Levanto una vez más el porro y lo encendió, le dio un par jalones pero solamente porque ya no quedaba nada en ese pequeño porro. Agarro la charola de botanas y la volvió a colocar inmediatamente en la cama, camino hasta la bolsa de donde saco la comida y tomo dos cervezas de una bolsa de plástico que tenía hielo unas cervezas más. Las coloco en la charola y la levanto, y se enfilo al baño. El recorrido de la cama al baño le pareció más largo y letárgico que de costumbre, continuaba pensando en si era lo correcto, continuo recordando la tarde de ese día que fueron a la feria y se le ilumino un poco el rostro, se detuvo un poco antes de entrar al baño, para componer su estado emocional principalmente, pensó en entrar pero se detuvo un poco más, como si esperara instrucciones. Bajo la mirada y volvió a pensar en aquel día, pensó en que a lo mejor no todo estaba tan mal, pensó en que quizá si ella cambiaba un poco el la seguiría y si no pues ni modo, -“él se la pierde”- se dijo a sí misma, pensó que eso haría, que estaría bien consigo misma para que las cosas fluyeran de mejor manera y quizá así volver a tener mejores ratos, tardes más agradables y noches más memorables.
Se decidió entrar al baño y justo cuando esta cruzaba el umbral de la puerta, una figura la sorprendió haciendo que tirara la charola de dulces y botanas saladas, las cuales se regaron por todo el piso de azulejo del baño. Se molestó un poco, bajo los brazos y miro con enfado a su novio, quien había sido el que la había asustado, ella rio primero, le dijo que iba por el bote de basura para recoger todo lo que había en el suelo, camino recoger al bote de basura pensó que como iba a tener historias tan raras o graciosas con alguien más que no fuera el, pensó que estaba bien donde estaba, se encontraba con alguien con quien compartía gustos y disgusto y la mayoría de las veces sino es que siempre pasaban un buen rato juntos, ebrios o sobrios. Al regresar al baño encontró a su novio doblado hacia enfrente por la cintura en una manera extraña y este se encontraba recogiendo, no, comiendo las botanas del suelo, como si fuera un ave. Fue en ese preciso momento cuando Cassandra descubrió que su novio en realidad era un gran pollo.
Dime tú Kikiri Boo, por qué no eres un pollo más normal, usas disfraces quieres ser humano, y no eres un hombre eres Kikiri Boo. Referencia: https://youtu.be/6qgvwaCl0S4?t=7s
submitted by Cuervo09 to TechoBlanco [link] [comments]


2015.09.17 19:05 Subversivo-Maldito Vivimos en un País, en dónde la anestióloga que le ayudó a morir dignamente, no puede tener nombre....

Josefina Reverte era una mujer guapa, madre de seis hijos, cariñosa y de derechas, que tenía 75 años cuando, en la clínica de la Concepción de Madrid, le diagnosticaron un cáncer de mama tan avanzado que ya no tenía remedio.
Mas tarde sus hijos la llevaron a la unidad del dolor del Gregorio Marañón. El director del servicio fue más preciso, cuando estudió la historia clínica, para hacer su pronóstico: le quedaban tres meses de vida. Los hijos hicieron hincapié en que a Josefina la trataran de forma que sufriera lo menos posible. Y el médico se lo aseguró. La paciente recibiría un tratamiento ambulatorio que daría, en las posibilidades de la ciencia médica, una protección frente al dolor y una mínima calidad de vida.
Josefina siguió con disciplina el tratamiento paliativo...Llevaba la situación con un humor que parecía insensato, y su chiste favorito de aquella época era uno en el que una mujer acude al médico y le dice:
-Entonces, doctor, dice usted que Géminis.
-No señora, cáncer, cáncer.
Las semanas pasaron y la enfermedad fue avanzando de la manera exacta a como había sido previsto por el médico...Un día todos sus hijos, los seis, habían coincidido en torno a su lecho, que era, esta vez sin ninguna literatura, de dolor. Aquella reunión multitudinaria la hacía tan feliz que quiso demostrar su buen humor con una extravagante petición:
-Quiero un gin-tonic.
Y la moribunda se calzó, con aire festivo y acompañada de todos sus directos descendientes, en un ambiente de risas francas y mimos desbordados. No le faltó algún comentario sobre la forma mejor de construir el cóctel y varios recuerdos sobre antiguas visitas a ese lugar de perdición que era el Chicote de la posguerra...
Un buen día, Josefina, hizo un aparte con uno de sus hijos y le dijo claramente que ella era consciente de que iba a morir pronto y no se sentía con fuerzas para acudir más veces al hospital a recibir sus periódicas dosis de morfina y engaño piadoso....A partir de ese día, el hijo quedaba emplazado a cumplir una doble misión.
1º) Mantener el suministro de la medicación que garantizaba, hasta donde era posible, que el dolor fuera soportable.
2º) Responsabilizarse de que su madre tuviera una muerte digna y exenta de sufrimientos. Los demás hermanos no deberían ser consultados ni informados de la petición. Es sensato suponer que en el ánimo de Josefina estaba evitar debates sobre una decisión de la que era soberana....Llegada a un punto la evolución de la enfermedad, el hijo tenía que tomar la decisión de hacer que la muerte fuera más fácil y de que el desenlace se produjera en el momento preciso. Y no había más que hablar.
A partir de esos momentos, el obediente hijo se puso manos a la obra....Una íntima amiga del hijo, una curtida profesional de la anestesiología que trabajaba en otro hospital público de Madrid, se haría cargo del suministro y aplicación a domicilio de las drogas que paliaban el dolor. La otra parte cayó como un metro cúbico de plomo sobre el alma del recadero.
Ya no hubo más reuniones con gin-tonic....Josefina había sabido medir sus fuerzas a la perfección...y había llegado el momento....de mantener la dignidad, ante la muerte, sin tener que perderla ante el sufrimiento gratuito...Se trataba de mantener la primera y evitar lo segundo...
A partir de esos momentos...la habitación estaba en penumbra muchas horas al día, porque la mujer necesitaba cada vez mayores dosis de medicación para poder soportar el dolor.... Pasaba cada día unos minutos más que el anterior dormitando, dejándose llevar por la creciente potencia de la morfina....En realidad, estaba ya a la espera de que se cumpliera la atroz certeza que se había instalado en su ánimo....Un día, añadió otra orden, esta vez sí a todos los hijos...Josefina dijo que quería que incinerasen su cuerpo, y dónde deberían ser esparcidas sus cenizas.
Un viernes de invierno, en 1992, el hijo que estaba encargado de cumplir los terribles encargos de Josefina se despidió de ella porque iba a pasar el fin de semana fuera de Madrid....Antes de irse, Josefina le oprimió el brazo con la mano...y le miró de una manera que no dejaba lugar a la duda.
Dos días después, la amiga anestesista acudió a la cita cargada de cariño y de algunos frascos. Josefina ya no contestaba a las preguntas, ya no besaba cuando era besada, ya sólo respiraba con una cierta agitación. Las instrucciones eran muy sencillas: si no había recuperación de la conciencia, era que el momento había llegado.
De madrugada, el hijo aprovechó un momento de soledad, se sentó a su lado y le tomó la mano. Le dijo unas palabras de despedida y la besó de nuevo. Luego inyectó en el suero las dosis del combinado que harían de su muerte un tránsito indoloro y dulce. Y se quedó a esperar. La respiración de Josefina se hizo paulatinamente más pausada, y su vida se extinguió sin que pudiera escucharse un estertor, porque no había agonía, sólo una expresión de serenidad. Cuando el pecho se quedó en calma, la muerte se convirtió en una de tantas muertes.
El problema es que vivimos en un País...en donde la anestesióloga que les ayudó no puede tener nombre.
[Fuente: http://elpais.com/diario/2008/02/03/domingo/1202014353_850215.html]
submitted by Subversivo-Maldito to podemos [link] [comments]


2015.07.18 18:46 MariaBulman Para los amantes del mar

La certeza de saber que habría otras catorce citas sucesivas iluminó el primer encuentro. Me serví un café, acomodé la silla y me senté en silencio. El silencio duró más de una hora, fue un momento importante. El mar calló mis pensamientos. Sentí que dejé de cargar cosas viejas. La mirada recuperó su libertad y se fue tras las olas. El tercer día, el temor de no verlo más desapareció. Esa mañana, la silla no necesitó acomodo ni el café tanta atención. Mi cuerpo se confió completó al asiento. La sonrisa la sentí en todo el rostro. La vida no me debía nada y yo no le debía nada a la vida. La cuarta mañana las olas me engulleron con su canto, su aroma y su azul. Habité su espacio sagrado. Dejé de sentir las vacaciones y abandoné mi libro. Caminé las calles del pueblo y saboreé su dulce y su sal. Creo que el mar me prestó sus ojos esa cuarta mañana, porque los días que siguieron fueron sucesiones de imágenes frescas y aromas húmedos. Su vaivén adormeció mi voluntad. No había que ir a ningún lugar. Las horas fueron mañanas, mediodías y atardeceres. Dejé de vestirme para pasear y me vestí para vivir. Fue cuando noté que yo no era la única embrujada, había otros seres encantados por el mar. La señora del aseo, cada mañana paró de limpiar el patio para comprar un pan dulce del panadero ambulante. Con un café y sin muchas palabras, entre sorbo y sorbo, los vi contemplar el mar religiosamente. Luego, me tocó ver a un gringo viejo caminar por el malecón todas las mañanas; de ida y vuelta, despacio, parándose a ver el mar. Por las noches vi las siluetas de otros visitantes del mar, se sentaban en la arena frente al brillo de la espuma; creo que tan absortos, como yo, ante el canto nocturno de las olas. Sé que fueron siete días porque pasaron y porque tuve conciencia del día doce. Esa mañana las olas aún tenían su voz, pero ya no la escuché tan clara. Empecé a pensar, y el dolor de la separación me trajo una amarga sensación. Las horas regresaron, “aquí son las 10, allá son las 12”. Mi existencia en otro lugar apareció. Volví a acomodar la silla para ver el mar mejor, pero no encontré el lugar perfecto. Al ver al panadero y a su dama tomar su café sentí tristeza, la tristeza que sigue cuando la magia se va, y envidié al gringo. El día trece el mar me arrojó de su paraíso. Lo supe porque esa mañana lo admiré por su belleza, pero desde afuera. Ya no era parte de ese ir y venir que me dejó tocarlo, creo, con el alma. No obstante, como un amigo amoroso, se quedó a mi lado. Su presencia se quedó conmigo las últimas 24 horas. Escribo esto porque creo que me traje su aliento. Esta es la última fotografía que le tomé.
Maria Bulman
Más artículos sobre la voluptuosidad de la vida en http://www.voluptuosi.com/
submitted by MariaBulman to espanol [link] [comments]